Luis Guillermo Digital
Home Noticias Y ahora ¿Quién podrá ayudarlos?

Por Jessica Rosales

Tremendo problema tendrán que sortear regidores, algunos directores de área y el propio alcalde de Saltillo, Isidro López Villarreal, relacionado con las concesiones de taxi que, aparentemente, ya tienen dueño.

Ayer mismo se esperaba que fuera notificado el ayuntamiento de los tres amparos interpuestos desde el pasado jueves en contra de la entrega de este beneficio, por lo que el proceso quedará detenido hasta no resolverse el recurso por parte de las autoridades. Y ahora, ¿quién podrá ayudarlos? Ni el Chapulín Colorado.

Y es que mientras se determina si hay o no un agravio, ¿qué explicación le dará Isidro López a las miles de personas que pagaron las bases de la licitación y cuyo ingreso ya está en las arcas municipales? Más de 4 millones de pesos se obtuvieron sólo por este concepto.

¿Qué explicación le darán los regidores y servidores públicos municipales que presuntamente recibieron moche -y una buena cantidad-, de las personas que recurrieron a prácticas deshonestas para ser beneficiadas?

Trasciende que hubo quien estuvo dispuesto a pagar hasta 80 mil pesos por garantizar su nombre en la lista.

LA PROBLEMÁTICA

Aquí hay 3 asuntos relevantes: primero, la investigación de las autoridades sobre los presuntos actos de corrupción; segundo, el conflicto que podría generarse tras el incumplimiento de quienes establecieron ese compromiso; y tercero, rendir cuentas a los ciudadanos que honestamente cumplieron con las bases.

La sospecha aumenta porque el ayuntamiento no ha querido dar a conocer los nombres de quienes accederán a cada una de las mil 650 disponibles, bajo el argumento de que primero los elegidos deberán pagar los 30 mil pesos correspondientes para obtenerla.

Pero como dice el clásico personaje de la televisión “¡No contaban con su astucia!”.

Los recursos que presentaron los 3 particulares ante un juzgado de distrito podría destapar esta cloaca, además de que meterá en serios problemas al alcalde a quien ya no le queda tiempo para resolver esta situación.

Lo que se espera que ocurra es que la autoridad decrete la suspensión provisional del procedimiento, es decir, que nadie tendría concesión hasta que se resuelva el asunto; y en el peor de los casos, la suspensión definitiva que obligaría a que se reponga todo el proceso.

Si lo segundo ocurre quien tendría en sus manos la repartición de las concesiones y definiría el procedimiento a seguir será en todo caso el alcalde electo Manolo Jiménez Salinas y su antecesor se iría con las manos vacías a su casa, pero con un importante descrédito ante la opinión pública.

0