Luis Guillermo Digital
Home Opinión Que alguien le explique

En el tintero

Por Jessica Rosales

Sorprendente que sea el propio secretario de Educación, Higinio González Calderón, quien promueva la violación a las leyes estatales y federales en un tema que se ha discutido por años y que queda muy claro en la legislación: la cuota de padres de familia no es obligatoria.

Sin embargo, en una declaración desafortunada, el funcionario público contraviene hasta la Constitución Política de México que establece en su artículo tercero que “toda la educación que el Estado imparta será gratuita”.

Que alguien le explique a Higinio González que ya no está al frente de una institución privada en donde se cobra por todo y en grandes cantidades. Las leyes estatales y federales establecen claramente sanciones para quienes incurran en esta irregularidad en las escuelas públicas.

A pregunta expresa hacia el servidor público sobre las quejas de padres de familia por el condicionamiento en la entrega de papelería al final del ciclo escolar a cambio del pago de cuotas, el secretario respondió: Solamente son obligatorias aquellas que han sido acordadas en el Consejo de Participación Social con los padres de familia, esas si se vuelven obligatorias”.

El artículo 6º de la Ley Estatal de Educación señala que: “En ningún caso podrán condicionarse la inscripción, acceso a la escuela, la aplicación de evaluaciones o exámenes, la entrega de documentación, el acceso a cualquier servicio educativo en la escuela o afectar en cualquier sentido la igualdad en el trato de los alumnos, al pago de contraprestación alguna o al pago del mencionado donativo”.

El Secretario incurre en una irregularidad grave al ser la autoridad y asegurar que los directivos de las escuelas en conjunto con las Mesas Directivas de padres de familia pueden violentar la ley cobrando cuotas por acuerdo de un Consejo que no necesariamente tiene la voz del 100 por ciento de los padres en las escuelas públicas.

Es cierto que las escuelas necesitan del apoyo de todos, sociedad y gobierno, pero existen familias de escasos recursos para quienes es imposible aportar dinero, porque en muchos casos lo que traen en la bolsa es lo único que tienen para comer. Así de fría es la realidad en algunos hogares.

No todos los padres de familia están en condiciones de aportar a la escuela, justo por eso optan por la educación pública. Cada inicio y fin de ciclo escolar las autoridades dejan claro que la obligatoriedad y el condicionamiento de entrega de papelería o inscripción al pago de una cuota que es voluntaria podría sancionarse. ¿Qué hace pensar al Secretario que puede alentar a la ilegalidad? Que alguien le explique, por favor.

0