Luis Guillermo Digital
Home Elecciones Coahuila Alzheimer legislativo

Por Jessica Rosales

Ocupados en otros menesteres, pocos se han ocupado en analizar la conformación y la participación real de los partidos políticos en la siguiente legislatura que, por primera vez en la historia de Coahuila, no tendrá una mayoría priista. Sin embargo, la ley orgánica del Congreso de Coahuila establece una serie de mecanismos de trabajo que no dejan en total desamparo al tricolor.

De acuerdo con la información del Instituto Electoral, el PRI logró 7 posiciones de mayoría y tres de representación proporcional para un total de 10; le sigue el PAN con 6 diputaciones directas de mayoría y tres plurinominales para una suma de 9 curules; otras 3 para la UDC; 2 para Morena y 1 para el PRD.

Dice la ley que será Presidente de la Junta de Gobierno, por la duración de la Legislatura, el coordinador de aquel Grupo Parlamentario que por sí mismo cuente con la mayoría absoluta en el Congreso.

Debido a que ningún grupo parlamentario se encuentra en el supuesto señalado en el párrafo anterior, la presidencia de la Junta será ejercida en forma alternada y para cada año legislativo, por los coordinadores de los tres grupos parlamentarios que cuenten con el mayor número de diputados; estamos hablando del PRI, PAN y UDC.

Es así que el primer año la junta de gobierno será para el PRI; el segundo para el PAN, debido a que con la alianza se diluye el número de diputados que representan directamente a este partido político; y finalmente el tercero para la UDC.

Pero eso no es todo. La Ley Orgánica establece que para aprobar ciertos temas es necesario contar con las dos terceras partes de los votos, algo así como 17, cifra que no le alcanza a la alianza PAN-UDC, por lo que obligatoriamente tendrán que buscar consensos con el resto de los partidos políticos.

Además, la conformación del Congreso del Estado está en riesgo de ser modificada debido a las omisiones de la actual legislatura que tuvo un pequeño descuido. Los diputados lograron consensar las modificaciones para el Código Electoral de Coahuila que establece que los partidos deberán lograr como mínimo el 3% de la votación total en el estado para la permanencia de su registro y tener derecho a una posición plurinominal.

Sin embargo, los diputados olvidaron homologar dicha ley con la Constitución Política del Estado que aún marca un 2% como requisito para ambos aspectos, por lo que el Partido Joven, Nueva Alianza y PVEM están en posibilidades de acceder a una plurinominal si los tribunales atienden al principio de supremacía. Lo anterior, podría abrirle la puerta a Humberto Moreira a una diputación local.

0