Con coahuilense en la cancha, Cruz Azul se corona en la Copa MX


Cruz Azul demostró que en este año van en serio por cualquiera que sea la prueba que se le ponga enfrente.

Y para muestra su desempeño en la Final de la Copa MX, pues además de alzar el título que sirve como preámbulo para la Fase Final de la Liga MX, el futbol que hasta el momento han implementado, da ese aire de que “ahora sí es la buena”.

Con goles de Elías Hernández y Martín Cauteruccio, la Máquina venció 2-0 a los Rayados de Monterrey para ganar por cuarta ocasión el torneo, siendo la última en el Clausura 2013, cuando vencieron en penales a los Potros de Atlante.

Además, entre la alineación de lujo que usaron los capitalinos, estuvo el juvenil saltillense, Misael Domínguez, quien debutó en dicha competencia en agosto del presente año y ha sido un jugador revulsivo vital para Pedro Caixinha.

Los Cementeros, que marchan en tercer lugar de la Liga, fueron insistentes desde el primer tiempo y el resultado de dicho poderío ofensivo se demostró cuando llegó la anotación del refuerzo más efectivo que han tenido en el Apertura 2018: Elías.

Tras un servicio por la banda izquierda, Juan Pablo Carrizo rechazó con la mano para dejar el esférico a la deriva, y sin pensarlo el exjugador de León impactó de volea con la pierna derecha para poner el primero en el marcador a los 33 minutos del encuentro.

Monterrey, quien bajo las órdenes de Diego Alonso, inició el juego con Dorlan Pabón, Rogelio Funes Mori y el jovencito veracruzano Daniel Lajud, pero ninguno de los atacantes regios pudieron contrarrestar el resultado en la primera parte.

Ambos equipos regresaron de los vestidores con metas claras: Rayados necesitaba esa anotación que los hiciera retomar el camino para ir por su tercera conquista (la más reciente en 2017 ante Pachuca) y los pupilos de Caixinha mantener o aumentar la ventaja para quitarse las críticas eternas por su sequía de títulos y hacer probar que la era de Ricardo Peláez, va enserio.

Y sólo tardaron seis minutos para demostrarlo. Una escapada de la figura cementera, Elías Hernández culminó en un pase para el “killer” azul, Martín Cauteruccio, quien sólo tuvo que poner el pie para definir el 2-0 al 51′.

Aunque el encuentro fue un ir y venir entre ambas escuadras, al final el marcador no se movió más y la Máquina Cementera terminó ganando un encuentro que le da ese envión anímico para encarar la Liguilla con la mentalidad en ir por el doblete.

Por el otro lado, los Rayados tambalean en la temporada, pues marchan sextos de la Clasificación y, una vez más, desde que se mudaron al BBVA Bancomer en 2015, volvieron a ver otra lucha por el título perdida, por lo que ya se está haciendo costumbre esta maldición.

Y, si de las supersticiones hablamos, la última vez que Cruz Azul levantó el trofeo, llegó a la Final de la Liga MX ante América, pero parece ser que ahora, no disputarán con miedo el decisivo encuentro.

Anterior Prevén llegada de mil migrantes a Gómez Palacio
Siguiente Evita atropellar a mujer y encuentra la muerte