Luis Guillermo Digital
Home Opinión ¿Conservador o liberal?

En el tintero

Por Jessica Rosales

Sorpresiva resultó la respuesta del candidato de la coalición Por México al Frente al periodista Jorge Ramos al preguntarle si asistiría a la boda de su hijo si éste fuera gay. “Por supuesto que sí”, contestó Ricardo Anaya Cortés quien se pronunció a favor del matrimonio igualitario.

No a pocos albiazules se les cayó la cara cuando escucharon la declaración del candidato a la Presidencia de la República, considerando que el PAN arropa a un enorme grupo de conservadores que por décadas han cacareado los principios fundamentales de este instituto político enfocados a la defensa de la familia conformada por papá y mamá.

Quien fuera líder del PAN a nivel nacional asegura que no tiene ningún problema con el matrimonio igualitario pues ha dicho que si ya fue reconocido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación entonces no debería haber alguna razón para modificarlo. Sin embargo, es casi seguro que tendrá resistencias dentro de su partido.

Comencemos por el ex gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle quien no respalda este derecho. Durante su gestión en esa entidad protestó por la decisión de la SCJN de permitir los matrimonios igualitarios y opinó “en Puebla se debe respetar la opinión de la mayoría y no se debe imponer lo que se haya aprobado en otras entidades”.

Juan Carlos Romero Hicks el ex gobernador de Guanajuato pertenece al grupo más conservador del PAN y tampoco está a favor del matrimonio igualitario. Durante su gestión en la entidad acudió a eventos donde se rechazaba este derecho y se acercó más a las posturas de la Iglesia católica que no consideran que deba ser reconocido.

El senador panista Ernesto Ruffo tiene una postura totalmente conservadora respecto al tema. Ha declarado que, así como en el aborto, el PAN puede perder sus principios si promueve una iniciativa para abrir en el país la posibilidad del matrimonio entre dos personas del mismo sexo.

En 2016 fueron los panistas quienes votaron en contra de la iniciativa impulsada por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto que consideraba este derecho y además permitía la adopción entre parejas homosexuales.

En Coahuila en 2014, año en que la entidad se convirtió en la primera en otorgar este derecho a la población LGBTTI, los diputados del Partido Acción Nacional votaron en contra de la iniciativa al igual que sus aliados de la UDC.

Ahora tras intentar convencer al electorado de darle su voto, Ricardo Anaya Cortés asegura que está a favor, pero ¿no intentará sólo mostrar una postura en la que él realmente no cree?

Hay que darle el beneficio de la duda, pero lo cierto es que la gran mayoría de los aspirantes a un cargo de elección popular hacen uso de sus mejores discursos para convencer sin que ello signifique que al llegar al poder cumplirán sus promesas. Mucho cuidado.

@jesyrosales

0