Defenderán la instalación de Chemours en GP


Redacción

“Se restablecerá el orden, la empresa Chemours continuará su instalación y no se permitirá que se vulneren los derechos de los gomezpalatinos y de los propios inversionistas”, esa fue la postura fijada por la administración municipal de Gómez Palacio acerca de la confrontación entre elementos de diversas corporaciones de seguridad estatales y municipales al ser agredidos y enfrentados por un grupo de personas que bloqueó, desde la madrugada del viernes, la carretera a Dinamita, Durango.

José Lorenzo Natera fungió como vocero del gobierno gomezpalatino y refirió que aunque son lamentables los hechos violentos, en los que resultaron personas lesionadas de ambos lados, “se impondrá el orden tope donde tope”, además de señalar que ante las aprehensiones de quienes optaron por manifestarse de esta manera contra la instalación de la empresa Chemours se aplicará la ley, “se han cometido delitos, que serán procesados sin posibilidad de que se retiren posteriormente las denuncias”.

“No vamos a permitir que personas ajenas al municipio vengan a trastocar la paz social e intentar ahuyentar las inversiones que con tanto esfuerzo se han logrado atraer”, dijo el síndico, quien mostró un expediente en el que se consigna que por parte de las autoridades competentes se han otorgado a Chemours los permisos federales, estatales y municipales para que opere en un sitio donde cuenta con el apoyo de los habitantes de las comunidades cercanas y habrá de generar empleos y desarrollo económico.

José Lorenzo Natera insistió en que en el corredor donde ya se construye Chemours, se habrán se instalar otras importantes industrias con millonaria inversión y un beneficio significativo para el municipio por lo que expresó que se apoya del gobierno de Durango en su gestiones y defensa de este proyecto ante intereses políticos en tiempos electorales que se presentan como inquietudes de carácter ambiental.

Fueron las mismas autoridades las que señalaron que la mayoría de las personas que tomaron parte en la manifestación, cierre de carreteras y agresión a las fuerzas de seguridad no son de las comunidades vecinas a donde se construye la planta de Chemours, sino que proceden de estados del sur, con afinidad con determinados partidos políticos interesados en provocar inestabilidad.

La presidencia municipal dejó establecido que la afectación alcanza a trabajadores contratados para construir la planta de Chemours, pero también a personal de otras industrias y empresas ahí establecidas, además de impedir el paso a los habitantes de esos poblados.

Anterior La meta es mantenerse luchando en ambos torneos
Siguiente Contribuyen empresarios locales a la generación de empleo