Donar sangre contribuye a la salud de otra persona


La donación de 450 mililitros de sangre que se extraen a un donador es la oportunidad de salvar la vida de otra persona y quienes participan en este proceso obtienen como beneficio la realización de una serie de estudios que en el medio privado son caros.

La jefa de auxiliares de diagnóstico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Saltillo, Lorena Lourdes Borja Márquez, explica que a todos los pacientes que se van a someter a cirugía se les solicita la aportación de unidades de sangre, como medida preventiva ante cualquier complicación que pudiera presentarse y lo mismo ocurre con quienes se encuentran hospitalizadas, que por su enfermedad quizá requieran alguna transfusión.

A los potenciales interesados en apoyar se les recomienda presentarse a las 07:00 horas, con identificación oficial, en el área de Banco de Sangre, allí se otorga un cuestionario y toman una muestra para determinar si son compatibles con quien la necesita y descartar posibles enfermedades contagiosas.

Asimismo informa que se debe tener un ayuno mínimo de seis horas, edad entre los 18 y 65 años y un peso corporal mínimo de 50 kilogramos. Sugiere que duerman bien un día antes y evitar la ingesta de alcohol en las 72 horas previas.

También se cuida que no tengan tatuajes, aplicaciones de acupuntura y perforaciones recientes o se hayan inyectado con agujas infectadas durante el último año, entre otros.

No se consideran aptas para la donación quienes padecen diabetes, enfermedades del corazón hipertensión, hipotensión, epilepsia; haber tenido un cuadro de hepatitis B o C, paludismo, brucelosis, tuberculosis, sífilis o VIH/Sida y tampoco las embarazadas, en puerperio o en período de lactancia.

La especialista hace énfasis en que en el Seguro Social ninguna intervención quirúrgica queda sin realizarse por falta de sangre y esta no es tarea fácil, razón por la cual se debe incentivar la práctica de la donación.

Anterior México, primer país tres veces sede de un Mundial
Siguiente No más adultos mayores solos: Jericó