El “cacique” de Parras


En el tintero

Por Jessica Rosales

Aunque hace meses perdimos la esperanza de tener en un verdadero Congreso local plural y opositor, parece que algunos legisladores se han dado a la tarea de hacer su chamba para recuperar esa confianza, pues sin ver los colores de políticos y funcionarios, están promoviendo acciones en contra de quienes incurren en irregularidades dentro del servicio público.

El pasado 11 de julio integrantes del Grupo Plural nombrados por la Comisión de Gobernación, Puntos Constitucionales y Justicia del Congreso del estado; Claudia Isela Ramírez Pineda del PRD y Edgar Gerardo Sánchez Garza de UDC, acudieron a una sesión de Cabildo en el municipio de Parras de la Fuente ¿Con qué se toparon?

Los legisladores acudieron en atención a la denuncia de diversos regidores que acusaban al alcalde Evaristo Madero Marcos de cometer diversas arbitrariedades y utilizar el recurso público a beneficio personal y de su familia.

La Comisión enviada al municipio en donde gobierna el Partido Verde Ecologista de México, un aliado del PRI en elecciones, encontró que la sesión no estaba siendo celebrada en el salón de Cabildo, pese a que esta cumple con las características de espacio que exige el artículo 93 del Código Municipal, por lo que el cambio de sede no se justificaba.

La sesión se celebró a puerta cerrada impidiéndoles la entrada argumentando que era privada, después de 10 minutos se les permitió la entrada donde estuvieron como observadores y pudieron presenciar que únicamente estaban presentes los regidores, el secretario y presidente del ayuntamiento, mismos que mantenían la insistencia que la reunión era privada e inmediatamente después a propuesta de un regidor se declara un receso de 30 minutos sin justificación alguna.

Al reanudarse la sesión a la que regresaron como observadores y para su sorpresa, empezaron a llegar alrededor de 40 personas con la finalidad de amedrentar a los integrantes de la Comisión y para “justificar” que la sesión siempre sí era pública.

Durante el desarrollo de la reunión en la discusión de asuntos generales, diversos regidores abordaron a los diputados cuestionando su presencia en la sesión, exigiendo a gritos, de manera agresiva y altanera, que les dijeran el objetivo de su visita. Imagine usted, si esto le ocurrió a los diputados, que podría esperar el ciudadano.

Evaristo Madero es un cacique y una persona que aunque se ha mantenido protegida por dos periodos municipales, podría ser sujeto en poco tiempo a juicio político pues además de mantener a familiares y amigos como aviadores, carga una serie de denuncias por diversas arbitrariedades.

No es la primera vez que se comporta en actitud nefasta, pero ahora lo hizo ante representantes del Poder Legislativo y eso tendrá consecuencias. El diputado Benito Ramírez Rosas de Morena promovió juicio político en su contra, aunado a que en enero quien tome las riendas de este municipio es un integrante también del partido de Andrés Manuel López Obrador, Ramiro Pérez Arcineaga, a quien Evaristo Pérez ya le debe varias.

Anterior IMSS brinda tratamiento médico y psicológico a niños con trastorno de déficit de atención
Siguiente Muere niña y 25 personas resultan lesionadas al colapsar juego mecánico