El voto en Coahuila


En el tintero

Por Jessica Rosales

El domingo primero de julio se toma una de las decisiones más importantes para nuestro país, estamos en posibilidades de definir el rumbo de México y de elegir a quién queremos que gobierne los próximos 6 años.

Tras tres largos meses de campañas políticas, una saturación ofensiva de spots y redes sociales inundadas de información electoral, quedamos hastiados y muchos de ustedes seguramente distanciados de amigos y hasta familiares por los debates que se desataron en torno a la figura de un candidato y otro.

Usted vaya a las urnas y vote libre, por el que mejor le parezca, por quien lo haya convencido con sus propuestas o si tiene razones distintas para pintar su boleta hacia alguna opción hágalo, pero ejerza su derecho y no permita que nadie se lo arrebate.

En los últimos días se ha dicho mucho que Coahuila es un estado altamente priista, que si por 80 años hemos sido gobernados por el mismo partido político. La realidad es que en el ámbito estatal no ha existido alternancia, pero a nivel federal en elecciones para Presidente de la República se observa un fenómeno muy interesante.

De acuerdo a los registros estadísticos de los resultados electorales de 1994, 2000, 2006 y 2012, los candidatos que llegaron al poder sean del PRI o del PAN lo hicieron con el apoyo de la mayoría de los coahuilenses.

Por ejemplo, en la elección de 1994 en que compitió y ganó el priista Ernesto Zedillo Ponce de León, en Coahuila votaron a su favor 359 mil 162 ciudadanos, el 48.34 por ciento de la lista nominal; mientras que Diego Fernández de Cevallos del PAN obtuvo 226 mil 621, el 30.50 por ciento.

Pero en el año 2000 por primera vez en la historia de México hubo alternancia, la mayoría de los mexicanos optó por un cambio en el poder y Coahuila contribuyó para eso, pues de acuerdo a los resultados estatales votaron 398 mil 800 ciudadanos por Vicente Fox Quesada, postulado por el PAN, el 48.87 por ciento de la lista nominal; frente a 311 mil 480 votos del priista Francisco Labastida Ochoa, el 38.17 por ciento de la votación.

Para el año 2006, Felipe Calderón Hinojosa, quien también llegó al poder, obtuvo en Coahuila 400 mil 577 votos, el 43.10 por ciento del total; en segundo sitio quedó el priista Roberto Madrazo Pintado con 245 mil 939 votos, el 26.46 por ciento; y en la primera participación de Andrés Manuel López Obrador como candidato presidencial, esta entidad norteña le dio 225 mil 117 votos, el 24.21 por ciento, cuando fue postulado por el PRD y Partido del trabajo.

Al año 2012 los coahuilenses decidieron darle nuevamente su voto al PRI, con la figura de Enrique Peña Nieto, que recibió 453 mil 044 votos a su favor, el 39.45 por ciento de la lista nominal; por abajo la panista Josefina Vázquez Mota con 418 mil 386 votos, el 36.43 por ciento; y Andrés Manuel López Obrador obtuvo 227 mil 287 votos, el 19.79 por ciento.

¿Qué le dice esto? Que nada esta dicho hasta el primero de julio cuando usted vaya y ejerza su voto, y que cuando los coahuilenses votan, ese sufragio ha sido relevante en la elección Presidencial. ¿Qué pasará en esta elección? En muy poco tiempo lo sabremos.

@jesyrosales

jessicadresh@hotmail.com

Anterior Sicario de Purón fue escolta presidencial
Siguiente Niegan que Trump planee sacar a EU de la OMC