Falsos mesías


En el tintero

Por Jessica Rosales

En la lucha por obtener espacios públicos de los diferentes cargos de elección popular que se disputarán el domingo primero de julio, muchos candidatos actúan como los publicistas de los conocidos “productos milagro”; con tal de vender, no les interesa que la gente se haga falsas expectativas de lo que está adquiriendo, en este caso un representante popular.

En política, la práctica es similar a estas estrategias de mercadotecnia, en donde nos encontramos con los “falsos mesías”, los que intentan engañar al electorado a cambio de un voto.

Justo esta advertencia es la que hace el candidato al Senado por la coalición “Todos por México”, Jericó Abramo Masso, quien dice: “no se debe de creer en falsos mesías, quienes por obtener el voto fácil prometen cosas imposibles y que endulzan el oído de la ciudadanía, pero que en la realidad no ayudan en absoluto al bienestar de la familia”.

Jericó tiene mucha razón. ¿Cuáles propuestas son realmente viables? ¿Cuántas de ellas pueden cumplir cada candidato con base al puesto de elección popular que busca? ¿Propone resultados a corto, mediano o largo plazo?

Estas y otras preguntas son las que los electores debemos hacernos antes de emitir nuestro voto, porque una cosa es lo que queremos que suceda y otra, la que realmente se puede impulsar considerando las circunstancias del país.

Una de las preguntas básicas que debemos hacerle a los candidatos es: ¿Cómo le hará para cumplir sus compromisos de campaña?

Nuestras propuestas plantean que ningún joven se quede sin estudiar la universidad por falta de dinero; nosotros queremos una sociedad productiva, con individuos fortalecidos y que sean el baluarte mismo de la familia”, aseguró Jericó durante una gira realizada en Torreón.

La mayoría, si no es que todos los candidatos, plantean propuestas a favor de la juventud; becas, construcción de espacios e impulso a la calidad educativa. Hay que decir que gran parte de las acciones se pueden realizar en conjunto con los diferentes poderes porque los legisladores presentan iniciativas, gestionan y recomiendan, pero son los gobiernos quienes las aplican.

Es por eso que debe existir congruencia entre las propuestas de los diferentes candidatos. ¿Quiénes hacen compromisos con responsabilidad? Jericó es uno de ellos, pero desafortunadamente no todos lo hacen con esa seriedad.

¿Qué me dice de la candidata del PRI en Nuevo León, Rosalva Llanes que mientras unos de sus compañeros proponen el impulso de los valores y mejores oportunidades, ella baila `Scooby Doo papà’?

Tenga cuidado con los falsos mesías, con el producto publicitario que sólo busca ganar la elección. Atienda sólo a las propuestas congruentes y viables para el país.

Previous Hacker roba fotos íntimas a Paris Hilton
Next Viesca, Pueblo Mágico al rescate de sus costumbres