Luis Guillermo Digital
Home Destacada Gobiernos de sexo, poder y dinero

Betty Balderas

Para mi proyecto de investigación decidí meterme un poquito más en el complejo (aunque mi hermana diga lo contrario) mundo de las series de televisión.

Dentro de mi pequeña investigación me topé con una interesante frase sobre la relación que guardan estas series con la realidad “Las series guardan muy poco parecido con ella pero muchas veces es la fantasía la que muestra cómo es”.

Muchos dirán que no es cierto, que las series en verdad nos muestran nuestra realidad tal y como es; pero abordemos la frase desde la última parte, “la fantasía nos muestra cómo es la realidad”.

No se puede decir que esta afirmación sea falsa del todo, porque nosotros podemos ver en series como “Game of Thrones” cuestiones que tienen algo de verdad en la vida (obviamente NO me refiero a los dragones) como lo son algunos de los juegos de poder de los protagonistas, guerras, pobreza, etc.

Pues bueno, aprovechando que están de moda las cuestiones que tienen que ver con política y el “interés” de la sociedad por las próximas elecciones en Estados Unidos (aunque este interés sea solamente en los memes que salieron del último debate entre los candidatos) veamos que nos traen de realidad series fantasiosamente reales o… realmente fantasiosas.

¿Qué motiva a una persona a querer ocupar un cargo con tanta responsabilidad como una presidencia?, ¿Serán más los beneficios que esas responsabilidades?, ¿Hasta dónde es capaz de llegar una persona por ese cargo?

Las series que hablan de política nos dicen que solo hay tres cosas que se necesitan para ocupar un cargo importante, y definitivamente una de ellas está por encima de la otra, la pregunta es, ¿cuál?: sexo, poder y dinero.

Dependiendo del punto de vista, o de la serie vista, uno de estos elementos para llegar al poder está por encima del otro, pero siempre están relacionados.

“House of Cards”, la adaptación de la serie británica del mismo nombre, producida por Netflix, es un claro ejemplo de cómo combinar estos elementos; la serie cuenta el ascenso del matrimonio de Frank y Claire Underwood (Kevin Spacey y Robin Wright) en la escalera de la política norteamericana.

A base de favores, chantajes, complicados planes que inician en un capítulo y terminan en tres más adelante, Frank nos muestra como estos tres elementos pueden convertirte en el hombre más poderoso.

¿Cuál es el elemento más utilizado de Frank?                                                             

Es lo mejor de esta serie, que de todas combinaciones de los tres elementos o la utilización de los elementos individualmente son posibles para Frank; él puede ser un villano, pero definitivamente es uno que se llega a amar y en una frase de la misma Claire: “¿Es la clase de enemigo que quieres tener?”

Aunque se podría decir que, a su favor cuenta con un poderoso ejército de un sola persona sin el cual no habría llegado tan lejos (o tal vez sí, pero me gusta pensar que no), su esposa Claire.

Entre tantas frases que el protagonista, que paso de quedar a un lado para el puesto de secretario de Estado a ser presidente de Estados Unidos usa para justificar sus métodos éticamente cuestionables, existe una tomada del escritor Oscar Wilde: “Todo se trata de sexo, excepto el sexo. El sexo se trata de poder” y en combinación con otra frase usada por Claire en la serie “Detrás de un gran hombre hay una mujer con sangre en sus manos” pasamos a la serie número dos, que nos muestra que estas dos frases, en el mundo de la política (según la serie, política mexicana) son completamente ciertas.

claire

“Infames” es, sorpresivamente una telenovela, producida por Argos Comunicación, al ser telenovela tiene detalles que dejan mucho que desear, pero en general está bien.

Es la historia de una mujer que para cumplir con su venganza, se infiltra en el Palacio de Gobierno, formando parte de un grupo de élite de mujeres conocido como “Las Reinas del Palacio”, ellas son las de las manos manchadas de sangre que logran que los hombres al frente, en este caso del Ministerio de Finanzas, logren alcanzar sus objetivos.

El trabajo de las reinas consiste en intercambiar acuerdos políticos a cambio de favores sexuales, definitivamente el elemento recurrente en la serie es el sexo; obviamente, los políticos para los que trabajan las reinas buscan poder y al ser de finanzas definitivamente quieren dinero; pero a diferencia de ellos, la protagonista (Lola/Ximena Herrera) no busca un lugar en la sima de la escalera política, busca venganza, pero se verá obligada a utilizar las tres armas de la política para conseguirla.

infames

 

En un mundo dominado por hombres, definitivamente la mejor arma son las mujeres, los políticos a los que se les ocurrió utilizar a las reinas para conseguir lo que quieren, definitivamente no son tontos, pero ellas tampoco lo son.

De los tres elementos se podría decir que el más importante es el poder, pero para tener poder se necesita tal vez dinero, y para tener dinero a veces es necesario tener poder, para usar el sexo como herramienta solo es necesario la  experiencia.

Apartando el poder de los otros dos elementos ¿Cómo se obtiene?, yo soy de la firme creencia que el conocimiento es poder y me refiero al conocimiento de todo tipo, en el momento en el que sabes algo que alguien más no sabe, tienes una ventaja sobre ese alguien y ni hablar de cuando sabes algo sobre ese alguien, en ese momento tienes poder.

olivia-pope

Olivia Pope (Kerry Washington) sabe la importancia que tiene la información para llegar al poder o para conservarlo, por eso, su trabajo en “Scandal” consiste en manejar la información que puede comprometer a personas de alto perfil, entre ellas el presidente de Estados Unidos.

Las crisis o los escándalos que podría provocar la fuga de información sobre cualquier cosa: escándalos sexuales, económicos, crímenes inconfesables; ella sabe cómo manejarlo.

¿Quién tiene el poder? Los que le pagan a Olivia para hacerse cargo de sus “situaciones” o la misma Olivia, que con una palabra podría hundir a los “poderosos”.

Volviendo al tema de lo que es real o fantasioso, sin duda estas series tienen un tinte de realidad pero no todo lo que se ve es completamente cierto, o ¿Sí lo es?

Sea real o no, es imposible evitar preguntarnos cómo serían de diferente las cosas si alguien como Frank Underwood gobernara, y detrás de un hombre así una mujer como Claire o “Las Reinas del Palacio” y alguien como Olivia para filtrar la información necesaria para poder cubrir las huellas de los que están a la cabeza.

No habrá forma de saber con quién estaríamos mejor, si así como estamos ahora o con alguien salido de una serie de televisión.

0