Influyentismo y corrupción


En el tintero

Por Jessica Rosales

Ayer se celebró el Día de las Madres. Para algunas, no había nada que festejar, mientras que para las madres de desaparecidos, las que han sido víctimas de violencia y del deficiente sistema de justicia, era un día más, de zozobra, dolor y angustia.

Los casos de cinco mujeres en Coahuila, dos de ellas a quienes la corrupción les arrebató a sus hijos, decidieron unirse para denunciar la insensibilidad de jueces de lo familiar, así como la falta de ética de los abogados que se venden al mejor postor y el influyentísimo bajo el que operan algunas instituciones públicas, que deja en evidencia el deficiente sistema de justicia que hay en México.

Cuatro de ellas tienen en común a la misma juez en sus casos, Cristina Aguirre Martínez, quien al verse señalada decidió excusarse de todos los asuntos. Otra de las denunciantes, destaca que su juzgador es el esposo de Cristina -Ricardo Aguirre-, quien ha cometido las arbitrariedades. ¿Qué pasará por la mente de esta pareja a quien el derecho de los niños simplemente no les importa?

Lo más terrible es que nadie hace nada por evitar que algunos servidores públicos actúen bajo intereses personales sin importar los derechos de los niños, que son quienes mas sufren por estas circunstancias.

Conozco desde hace tiempo el caso de Cecy Balderas, ella vela por que se respete la voluntad de su hijo, un pequeño que se resiste a convivir con su papá. ¿El señor está en su derecho de verlo? Claro que sí, pero siempre procurando el bienestar del menor.

Al nacer, el niño sufrió un infarto cerebral y su estrés podría ponerlo en riesgo, personalmente vi un video en donde el pequeño llora, grita y patalea porque lo obligan a ver a su papá, de quien sólo ha atestiguado violencia.

Su progenitor desde hace años amenaza con trabajar y conocer a personajes de gran peso, pero cuando se cuestionó a esos políticos sobre el suceso lo desconocieron.

El caso de Reyna Oviedo llamó la atención del propio Gobernador en razón de que sus hijos fueron repatriados a Alemania sin que nadie mediara o lo evitara. Desafortunadamente en Coahuila hay muchas Reynas o Cecilias que viven a diario la insensibilidad de los jueces en procesos plagados de corrupción.

¿Por qué algunos titulares de instituciones quieren actuar ahora? En el caso de Reyna por ejemplo, pudieron evitar que sucediera. La representante de PRONNIF estaba presente cuando le arrebataron a sus hijos, el de Relaciones Exteriores ponderó el interés del extranjero por sobre los derechos de los niños.

Las víctimas no están solas, si las autoridades no están dispuestas a ayudarlas somos muchos en la sociedad que les daremos acompañamiento.

Previous Cae otro sospechoso por asesinato de estudiantes de cine
Next Candidata a diputada habló con madres de familia acerca de sus propuestas