Luis Guillermo Digital
Home Noticias Inhumanas las cárceles municipales

Por Jessica Rosales

No es un secreto el maltrato que reciben algunas personas en cárceles municipales, sobre todo en fin de semana. Y olvídese si el detenido ingresa en estado de ebriedad ¡Qué Dios lo ampare!

En Saltillo hace algunos meses recibí el testimonio de un joven que no conforme con haber sido víctima de robo durante un choque, fue llevado a las celdas municipales.

Y es que el muchacho insistía en que otro carro le cerró el paso y huyó, momento en que un grupo de pandilleros aprovechó para golpearlo y robarle sus pertenencias.

A pesar de que habitantes del sector fueron testigos de la versión del joven, los policías lo ingresaron a las celdas municipales en donde le propinaron varias patadas en la cara por “ponérseles al brinco”.

La mayoría de los alcaldes de Coahuila han descuidado no sólo la operación de estos lugares y la actuación de sus oficiales sino la higiene y condiciones del lugar en las que ingresan hombres, mujeres y/o menores de edad.

Lo anterior, queda al descubierto tras las 33 recomendaciones emitidas por la Comisión de Derechos Humanos de Coahuila que establecen que en al menos 28 de los 38 municipios se violan las garantías individuales.

Los municipios señalados son Saltillo, Ramos Arizpe, General Cepeda, Arteaga, Monclova, Francisco I. Madero, Matamoros, Ocampo, San Pedro, Torreón, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Escobedo, Cuatrociénegas, Castaños, Candela, Frontera y Piedras Negras, entre otros.

Fue a mediados de este año que se llevaron a cabo las revisiones en varios municipios. Los motivos de violación más comunes fueron la inadecuada clasificación de detenidos, la falta de áreas para personas con discapacidad o adultos mayores, falta de alimentos, pésima higiene en sanitarios, escaso suministro de agua, falta de colchones o al menos cobertores, así como la nula presencia de médicos y jueces.

En Saltillo y Torreón se emitió más de una recomendación porque prácticamente en todas las delegaciones existen irregularidades.

Incluso se detectó que en algunos municipios no hay médico legista ni juez calificador ¿y entonces cómo garantizan el respeto a los derechos humanos?

Que lamentable que en gran parte de los ayuntamientos, incluso aquellos con alto presupuesto, se presenten este tipo de circunstancias.

Como siempre las recomendaciones son llamadas a misa, porque si al alcalde o alcaldesa no le da la gana, no atiende la solicitud de la Comisión como ya ha ocurrido.

Deberían retomar la añeja propuesta de darle más facultades al organismo público para que realmente sancione a quienes siguen violentando los derechos humanos para erradicar este tipo de prácticas y de omisiones.

0