Luis Guillermo Digital
Home Noticias Intolerante

Por Jessica Rosales

Todo político y servidor público debe tener en cuenta que su función social es precisamente la de servir a la población, pero su cargo implica -entre otras cosas- la responsabilidad de informar de los temas en los que esta trabajando y rendir cuentas sobre su desempeño.

Un funcionario público debe entender que en democracia una sociedad informada toma mejores decisiones, pero aquí vamos al punto de conveniencia de algunos políticos en el poder.

Resulta que existen personajes que se molestan por los cuestionamientos de la prensa, incluso se atreven a exigir que se les pregunte sólo de lo que ellos quieren decir, este es el caso del director de FOVISSSTE, Mario Domínguez, pero de él hablaremos en otra ocasión, hoy dedicaremos este espacio para evidenciar a otro intolerante del ejercicio periodístico.

Jorge Zermeño Infante, alcalde de Torreón,  emprendió una campaña de desprestigio en contra del periodista Benjamín Mijares e instruyó acciones para impedirle el acceso a la información pública sobre su gobierno.

La organización internacional ARTICLE 19 documenta que a partir del martes 13 de marzo el periodista comenzó a ser víctima de una campaña de desprestigio en redes sociales haciendo alusión a discursos homófobos buscando dañar su credibilidad y legitimidad.

Durante una entrevista realizada por el reportero al alcalde panista Jorge Zermeño, se cuestiona al edil respecto a la decisión de elegir a un abogado con antecedentes penales como representante del sistema de agua potable del municipio sin la aprobación del Consejo Ciudadano. El funcionario termina la entrevista preguntándole al reportero “¿qué más te duele?” y se va.

Posteriormente, en la página de Facebook llamada “Sin Miedo Coahuila” publican esa misma entrevista difamando al periodista desde distintas cuentas por Facebook y Twitter, algunas de carácter homofóbico.

ARTICLE19 denuncia que el día 14 de marzo, tras haber iniciado la campaña de desprestigio, tanto Benjamín Mijares como su co-conductor Luis Guillermo Hernández en el programa de radio “Adictivo” fueron eliminados del grupo de WhatsApp administrado por el equipo de comunicación social del alcalde.

La organización civil destaca que es importante señalar la importancia de la labor periodística, particularmente de aquellas personas y medios críticos que en el ejercicio de su libertad de expresión, buscan mantener informada a la sociedad respecto a temas de relevancia e interés general.

Ante un nuevo caso de violencia contra el ejercicio periodístico y las agresiones de las que han sido objeto Benjamín y Luis Guillermo, nos sumamos al repudio de estas acciones y exigimos inmediata atención de las autoridades.

0