Intoxicación con productos de limpieza es una urgencia médica


Acudir de inmediato a los servicios de salud y no provocar el vómito, ni realizar maniobras en casa, son medidas esenciales ante la ingesta accidental de productos para la limpieza del hogar, químicos, veneno o medicamentos, aunque lo prioritario es evitar que ocurra, a través del correcto resguardo y almacenamiento de estos.

El especialista en pediatría del Hospital General de Zona (HGZ), No. 7, Ángel Eduardo Vega Muñiz, explica que tomar acciones en casa para tratar de que expulse lo tomado no sólo consume tiempo vital para el paciente, sino que según puede resultar contraproducente (según el químico del que se trate), ya que en su paso por el organismo genera quemaduras.

La población menor de tres años suele ser la más afectada y los lugares de casa en donde más intoxicaciones ocurren son la cocina, el baño, la recámara y la lavandería.

La causa de que los infantes sean vulnerables a estos accidentes, se debe, en primer término, a la curiosidad que manifiestan tratando de conocer todo aquello que les rodea, ya sea manipulándolo o llevándoselo a la boca, porque no conocen el peligro aunado al descuido de los adultos al depositarlos en envases inseguros que suelen confundirse con facilidad, como los de refresco.

Los productos cáusticos -como sosa, detergentes, pilas, quitamanchas, destapa caños, estufol, entre otros-, son compuestos químicos corrosivos que ante la ingesta accidental, producen lesión en los tejidos del tubo digestivo.

Abunda que el daño se produce en forma inmediata, causando quemaduras en cara, labios, boca, esófago, estómago e intestinos; los síntomas que puede presentar son dificultad para deglutir, salivación, vómito, dolor en el pecho y abdomen.

El médico hace un llamado para extremar las medidas de precaución y sugiere guardarlos en gavetas bajo llave, evitar que se depositen en envases de agua o

refresco y, sobre todo, enseñar a las niñas y los niños a no tomar medicamentos sin la supervisión de una persona adulta.

Reitera la importancia de acudir con el médico ante la sola sospecha de que ha ocurrido la ingesta y no esperar a que los signos de alarma se presenten ya que varían en función de la sustancia causante y el tiempo que transcurre puede hacer la diferencia entre la vida o la muerte.

Previous Inicia sesiones el Comité Estatal de Salud para fortalecer la atención médica
Next Dictarán magistral conferencia sobre ausencia de seres queridos