Jugosa Navidad


Por Jessica Rosales

Una linda Navidad seguramente pasó la mayoría de la población mexicana, pues lo más importante para todos es siempre la compañía de nuestros seres queridos y la salud. Pero ¿usted ha pensado en las familias vulnerables, las más desprotegidas, las que no tienen recursos para una buena cena?, ni qué pensar de los regalos.

Hay sectores en donde Santa Claus es solo un anhelo para muchos niños, cuyo sueño nunca se hace realidad. Tampoco llega el apoyo de la autoridad que sólo en campaña se acuerda de este grupo de la población.

Algunos reportes destacan que dependencias federales hicieron un gasto excesivo para la entrega de vales, despensas, regalos navideños y de fin de año para los burócratas; mientras que en SEDESOL, por ejemplo, más de 15 mil abuelos dejaron de recibir su apoyo bimestral del programa “65 y más”.

En Coahuila, organismos como el Instituto Coahuilense de Acceso a la Información (ICAI), el INE, el Tribunal de Justicia Administrativa, el Instituto Electoral de Coahuila, Magistrados, diputados federales y locales recibieron una “jugosa Navidad”.

Y es que algunos funcionarios estatales reciben sueldos que en promedio superan los 100 mil pesos al mes, además de otros beneficios que dejan a empelados de nivel bajo y medio muy por debajo de estas cifras, pues éstos últimos reciben sólo el 2 por ciento de lo que percibe un alto funcionario o hasta menos.

En el caso de los funcionarios federales su sueldo llega hasta los 300 mil pesos mensuales, por lo que según analistas, un trabajador que recibe un aguinaldo de 7 mil pesos, tendría que trabajar 68 años para juntar lo que recibe, por ejemplo, el Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En Coahuila los comisionados de la transparencia reciben un sueldo de 100 mil pesos mensuales y 40 días de aguinaldo, además de viáticos y prestaciones.

Los consejeros del Instituto Electoral reciben un sueldo de 133 mil 456 pesos, todos con el beneficio de 40 días de aguinaldo, mientras que un trabajador común, si bien le va, recibe 15 días de aguinaldo lo que significa menos de la mitad de lo que obtienen estos servidores públicos.

Estos funcionarios perciben un salario mayor al del propio gobernador y aguinaldos que en ocasiones superan al del ejecutivo, aunque a nivel federal las cifras se multiplican.

Los más destacables en Coahuila son los diputados locales quienes al cierre de su último año de gestión se irán con exorbitantes ganancias, pues al final de su función como legisladores por concepto de sueldo, aguinaldo, dietas, prima vacacional y fondo de ahorro, cada uno termina su periodo el 31 de diciembre, con casi el millón de pesos.

Anterior La unión y la solidaridad a través del deporte
Siguiente Benefician a miles de gomezpalatinos con apoyos asistenciales