Luis Guillermo Digital
Home Destacada La despedida de Rubén Moreira

Por Jessica Rosales

Como lo anticipamos, el Sexto Informe del gobernador Rubén Moreira Valdez estuvo impregnado de halagos y reconocimientos, al menos durante su estancia en el Poder Legislativo en donde, se supone, rendiría cuentas ante las fracciones parlamentarias. Y digo “se supone”, porque a diferencia de años anteriores el formato sufrió una modificación significativa.

Resulta que en el último año de gestión los diputados decidieron dar lectura a un pronunciamiento por cada bancada, pero sin la posibilidad de retroalimentación con el mandatario estatal como en otras ocasiones. Hoy, no hubo cabida para preguntas y respuestas.

A las 7 de la mañana el gobernador emitió a los coahuilenses un mensaje corto y sencillo. Destacó los resultados en materia de empleo al superar la meta fijada con 162 mil fuentes laborales y la disminución de la pobreza.

Un par de horas más tarde los diputados leyeron sus pronunciamientos, pero lo hicieron sin la presencia del mandatario, ya que estaba previsto que éste se integrará hora y media después. Es por eso que los diputados del PAN decidieron dar su discurso y abandonar sus curules. Al fin que ya no podrían volver a intervenir.

Los más contentos con esa acción fueron los priistas, pues a decir de los tricolores la ausencia de los inconformes, le evitó a Moreira un momento bochornoso frente a sus invitados especiales: el gobernador electo, Miguel Riquelme Solís; el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza; y el secretario de salud federal, José Narro Robles, quien acudió en representación del presidente Enrique Peña Nieto.

Antes de irse, el PAN no desaprovechó la oportunidad para reprochar el caso de las empresas fantasmas, la deuda pública, el rezago y carencias del servicio de salud; aunque esto último no alcanzó a escucharlo el saltillense y funcionario federal José Narro, porque en ese momento tampoco estaba presente en el lugar.

Otro aspecto interesante fue la elección del representante del Presidente de la República. En los últimos tres años era el secretario del trabajo, Alfonso Navarrete, el encargado de viajar a tierras coahuilenses para el evento, pero hoy acudió el Secretario de Salud, uno de los nombres que se escucha para 2018. Incluso, se dijo que José Antonio Meade estaba previsto para esta tarea. ¿Será que andan placeando a los presidenciables?

El negrito en el arroz para Rubén en el día de su despedida no estaba en el Congreso del Estado sino en la Ciudad de México y se trata de la Clínica de Derechos Humanos de la Universidad de Texas que dio un informe sobre el presunto control que mantenía en Coahuila un grupo de la delincuencia organizada.

0