Luis Guillermo Digital
Home Deportes La novela de Agustín Marchesín

Por Carlos Pacheco

Después de toda la ola de especulaciones en torno al supuesto pase de Agustín Marchesín al club argentino Boca Juniors, Santos Laguna salió a “calmar” las aguas con un comunicado afirmando que el guardameta no es transferible.

Todo empezó hace un mes, cuando el propio Marchesín solicitó una renovación de contrato a la directiva de los Guerreros, la cual no creyó pertinente una extensión por el momento, ya que aún le restan 2 años y medio al convenio actual. Por su parte el arquero creyó que, después de un año y medio en el que se convirtió en la figura total del equipo, merecería no sólo la ampliación contractual sino también un aumento en su sueldo. No se hizo.

Fue sólo el comienzo. Un día después Marchesín subió una foto en su cuenta de Instagram con la leyenda “Con los días contados”.

marchesin dias contados

De inmediato las especulaciones se hicieron llegar, que si iba a dejar al club, que si era por su boda, que si se regresaba a Argentina. Después “Marche” aclaró que era debido al inminente inicio de torneo… nadie le creyó.

Tal vez víctima de una rabieta por la inconformidad del contrato no logrado, Marche respondió con una especie de amenaza para el club, fuese como fuese, algo se rompió entre Santos y su guardián del marco.

Fue en el mismo programa del club Somos Santos donde Marchesín habló sobre su deseo de renovar y la negativa de la diligencia santista, admitiendo que le había dolido, pero que no pensaba en una salida inmediata.

Casi al tiempo de ese desaguisado, en Argentina, Boca Juniors era eliminado en semifinales de la Copa Libertadores, su entrenador, Guillermo Barros Schelotto, repartió culpas entre sus jugadores y solicitó jugadores de recambio a la directiva xeneize, entre ellos a Agustín Marchesín.

El ‘Mellizo’ Barros Schelotto ya había dirigido a Marchesín en su paso por Lanús, e incluso ganaron una Copa Sudamericana en 2013, fue tal su deseo de tenerlo en Buenos Aires que habló con él justo después de que Agustín recibiera el premio a Mejor Portero de la Liga Mexicana en el Clausura 2016.

En una entrevista para un programa pampero el portero confirmó la plática con Barros Schelotto, pero dijo que no tocaron el tema de su posible llegada a Boca.

Además Marchesín confirmó nuevamente que no era su deseo salir y que deseaba respetar los dos años y medio de contrato que le restaban, pero que no le cerraba las puertas a un posible fichaje.

A sabiendas de que Marchesín es ídolo en La Laguna, con cinco torneos de contrato por jugar, que su valor de mercado es de 6 millones de dólares y su cláusula de rescisión un poco más y que su sueldo también es uno de los más altos en la Liga MX, con todo eso, los dirigentes xeneizes se aventuraron a hacer una primera oferta, que a los altos mandos santistas resultó ridícula.

marchesin balon de oro

El mandamás albiverde salió a frenar los rumores, pero dando pie a que si la oferta era la adecuada podría darse el pase, pero Boca había cumplido su cometido, seducir a ‘Marche’.

Porque para todo jugador argentino, no hay nada más grande que defender los colores de Boca Juniors, después de eso no hay nada.

Casi se puede afirmar que es más grande ser Xeneize que jugar para la selección argentina.

Y esto le “pegó” a Marchesín en el “feeling argentino”, no sólo eso, sino que también defendiendo el marco de Boca estaría a un paso del marco de la Albiceleste, también pensando que sólo restan dos años para la Copa del Mundo. La no renovación de contrato, su reciente matrimonio, todo pasó por la mente del guardameta aumentando el deseo por el ansiado regreso a casa.

El 3 de agosto medios y periodistas tanto en Argentina como en México se debatían sobre el fichaje, algunos lo daban por hecho otros afirmaban que el dinero era el problema, algunos tacharon a Marchesín de mentiroso y vividor. La novela estaba en su clímax.

Fue este jueves 4 de agosto cuando la directiva de Santos a través de un comunicado calló nuevamente las voces, pero dejando muchas dudas.

marchesin comunicado santos

A la par de que el comunicado afirmaba que “Marche” es intransferible y entra en planes del club, su entrenador Luis Zubeldía decía “tengo resuelto el escenario si Marchesín se va”.

Pero sería un error creer que esto ha terminado.

Ahora sólo resta esperar qué tanto afectará todo el drama vivido los últimos días en el juego colectivo del equipo y en las relaciones Marchesín-Club y Marchesín-Afición, esa afición que como puede perdonar todo, también puede no olvidarlo.

0