Lady Gaga y Bradley Cooper llegan a La Laguna


La película de Lady Gaga, A Star is a Born, llegará a los cines de la región el viernes con comentarios positivos por parte de la crítica especializada y una buena recaudación en las salas de Norteamérica.

Días atrás hubo un preestreno del largometraje en algunos cines locales, sin embargo, su corrida normal arranca el 12 de octubre.

En la trama, Bradley Cooper acompaña a la intérprete de Poker Face. Él da vida a “Jackson Maine, una estrella consagrada de la música que se enamora de “Ally” (Gaga), una artista que lucha por salir adelante.

Justo cuando “Ally” está a punto de abandonar su sueño de convertirse en cantante, “Jack” decide ayudarla en su carrera hacia la fama. El camino será más duro de lo que imaginan. “A Star is Born es algo que siempre anhelamos, pero que rara vez tenemos la suerte de ver: una película de Hollywood trascendente, delicada, íntima y brillante”, mencionó el crítico Owen Gleiberman del medio Variety.

Nace una estrella es un remake dirigido por el propio Cooper. En el elenco también figuran Sam Elliott, Rafi Gavron, Andrew Dice Clay, Anthony Ramos, Bonnie Somerville y Dave Chappelle.

Antes de que ingresara a la música, Gaga soñaba con actuar. Tras lograr un Globo de Oro por su participación en la serie American Horror Story le llegó la oportunidad de recuperar un sueño que dejó de lado a los 19 años.

“Sabía tocar el piano, cantar y bailar”, recuerda Lady Gaga a la agencia EFE, para quien fue algo natural aparcar la actuación para centrarse en la música.

Una docena de años, cinco álbumes y seis Grammy después, ha conseguido recuperar ese sueño gracias a la protagonista de A Star is Born, un papel que antes interpretaron Janet Gaynor (1937), Judy Garland (1954) y Barbra Streisand (1976) y para el que se barajó el nombre de Beyoncé.

Pero la entrada de Bradley Cooper como director en sustitución de Clint Eastwood llevó a un giro en el proyecto y el papel acabó en manos de Lady Gaga, que ha puesto mucho esfuerzo en una película para la que también ha compuesto la mayor parte de las canciones junto a Lukas Nelson (hijo de Willie Nelson).

Una interpretación para la que la cantante abandonó temporalmente su rubio platino por su castaño original y a la que se enfrentó sin maquillaje para dar vida a la joven Ally, una camarera y aspirante a cantante a la que una estrella del rock, Jackson Maine (Cooper), descubre una noche de borrachera.

La química entre Cooper y Lady Gaga surgió desde el primer día que se encontraron y se nota en una entrevista compartida en Venecia, tras la presentación del filme, donde aprovechan cualquier oportunidad para lanzarse halagos.

“Cuando supe que quería interpretar este personaje sabía que tendría que cantar yo mismo porque era una película en la que todo tenía que ser tan auténtica como ella es”, afirmó el actor y director.

Por lo que trabajó en ajustar toda la película a ella porque si no, “no habría sido capaz de hacer lo que hace”. “Ella no habría podido comprometerse con la historia como lo hizo si no hubiera sido todo tan auténtico”, afirmó Cooper, para quien este proyecto fue “un maravilloso desafío”.

Mientras que para la diva de la canción, lo mejor fue tener en Cooper a “un amigo y un compañero”, a “alguien que es verdaderamente brillante en lo que hace”.

“No hay ningún aspecto en el que no se meta, en cada detalle de este filme, cada ritmo en el montaje, incluso en la mezcla de música, porque hasta escribió música para el filme”, resalta Lady Gaga en referencia a temas como “Black Eyes” o “Out of Time”, compuestos por Cooper y Nelson.

Tan “agradecida” se siente por ser la protagonista de la primera película de Cooper como director, que aspira a seguir compaginando la música y el cine, “quizás con él, ¿quién sabe?”, agrega sonriente antes de reconocer que ahora se siente mimada “porque él es un gran director”.

Anterior Esta noche el Tri se medirá ante Costa Rica
Siguiente Lupita Jones se deslinda de suicidio de mujer trans