Las diferencias entre la EX Primera Dama y la NO Primera Dama


Angélica Rivera y Beatriz Gutiérrez Müller son dos mujeres completamente diferentes, desde su formación hasta su comportamiento público. Las esposas de los presidentes de México, el saliente Enrique Peña Nieto y el entrante Andrés Manuel López Obrador, no tienen nada en común: Mientras que Beatriz dominó la interpretación de Francisco de Quevedo (del Libro de Job), con el cual obtuvo su título de doctorado, Angelica Rivera supuestamente buscará sobresalir en la pantalla chica y participar en telenovelas como una actriz estelar.

Angélica Rivera, la actual primera dama de México, se concentró bastante en pasar desapercibida de los reflectores políticos, aunque no tuvo suerte y su declaración a nivel nacional sobre la “casa blanca” no pareció ser de su agrado. Eso sin contar sus lujos que se dio como vestidos “Benito Santos” o sus viajes al extranjero.

En cuanto a Beatriz Gutiérrez, la próxima Coordinadora Nacional de la Memoria Histórica y Cultural de México, no ejercerá el papel convencional de la primera dama. Y no es que se retire por completo de todo cargo público para no ejercerlo, sino todo lo contrario, otras esposas de presidentes en el pasado han creado otro puesto que no son la asistencia social, no es la primera.

Angélica Rivera inició su vida del espectáculo, en los escenarios, y con ello dio inicio a su carrera tanto de actriz y modelo quien es egresada del Centro de Educación Artística de Televisa. La vida de Beatriz se dividió entre los estados Morelia y Puebla, donde se graduó de la Universidad Iberoamericana de Puebla como Licenciada en Comunicación y también de la Maestría en Letras iberoamericanas. El Doctorado lo finalizó en la Universidad Autónoma de México.

Angélica Rivera fue cuestionada por los medios en cuanto a su costosa vida que hacen preguntarse a más de uno sobre cargos al erario realizados en ropa, viajes, fiestas y entre otras cosas de las cuales el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales no ha brindado información de sus gastos como primera dama, su argumento: “información inexistente”.

Según la investigación realizada por los medios Sin Embargo y Vice se arrojó un gasto global de 49.3 millones de pesos en eventos (realizados por Angélica Rivera) que “fueron desde conmemoraciones al adulto mayor, entrega de premios, reinauguración de casas de cuna o torneos de boliche”. Aunque ambos medios mencionan que Angélica Rivera ni siquiera completó 100 apariciones públicas, como presidenta Honoraria del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Beatriz no tiene un afán protagónico, aunque un error en su Twitter en referencia al centenario, del nacimiento de Nelson Mandela, fue suficiente para que estuviera en la mira de críticos y especialistas.

Si seguimos con la trayectoria profesional,  la actual primera dama, Angélica Rivera, tuvo éxito en telenovelas que se transmitieron a nivel nacional e internacional. A diferencia de Beatriz Gutiérrez, quien fue reportera de un periódico mexicano y de una productora de Epigmenio Ibarra, hasta terminar como directora y asesora de su esposo y presidente electo López Obrador.

El sexenio de la primera dama, Angélica Rivera, ha terminado, se han publicado notas con referencia a su supuesto regreso a la pantalla chica y buscará narrar lo que vivió en los Pinos. Ahora, Beatriz Gutiérrez Müller será la nueva (no) primera damaperteneciente al gobierno de austeridad. No recibirá dinero ni de su esposo, ni del gobierno, sino que reiteró que trabajará como profesora y apoyará a la recuperación del patrimonio cultural.

Anterior Panistas colocan manta en contra de Nicolás Maduro en San Lázaro
Siguiente Sigue en vivo la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México