Luis Guillermo Digital
Home Destacada Plurinominales, un gasto innecesario

Por Jessica Rosales

México se encuentra en un momento de crisis. Las cifras preliminares para la reconstrucción del país tras los sismos del pasado 7 y 19 de septiembre, destacan que se requieren unos 37 mil millones de pesos tras el impacto que dejó como saldo más de 350 personas fallecidas y unas 150 mil casas dañadas.

De acuerdo a información de la Presidencia de la República, se requieren 13 mil millones de pesos para reparar escuelas; 16 mil 500 millones de pesos para arreglar viviendas parcial o totalmente dañadas, y unos 8 mil millones de pesos para la reconstrucción de infraestructura cultural.

Y es entonces cuando nos preguntamos: ¿cuántos gastos innecesarios tenemos en México? ¿Es adecuado el presupuesto que se destina a campañas, partidos políticos y puestos de representación popular? ¿Qué pasa con el gasto de difusión de los gobiernos?

Los debates se han enfocado al recurso de campañas, partidos políticos y al presupuesto destinado al sueldo de diputados y senadores de representación proporcional, lo que conocemos como plurinominales.

El Congreso de la Unión está constituido por 500 diputados, de los cuales 200 son pluris; y por 128 Senadores, 32 de representación proporcional.

El sueldo mensual de cada diputado es de 148 mil 297 pesos; de los cuales 45 mil 786 son por asistencia legislativa, prácticamente sólo por calentar la silla, y 28 mil 772 para atención ciudadana.

Es así que los diputados plurinominales, aquellos por los que nadie votó pero que accedieron a un escaño por el número de sufragios que se adjudicó su partido, nos cuestan a los mexicanos 29 millones 659 mil 400 pesos al mes; y 355 millones 912 mil 800 pesos al año.

Ahora, la dieta mensual de un Senador de la República es de 117 mil 600 pesos al mes de acuerdo al Diario Oficial de la Federación, con seguro de vida institucional y gastos médicos mayores, entre otras cosas.

Eso significa que los 32 senadores de representación proporcional nos cuestan mensualmente 3 millones 763 mil 200 pesos; y al año, 45 millones 158 mil 400 pesos.

¿Por qué la mayoría de los mexicanos considera que es dinero mal gastado y tirado a la basura? Mientras las necesidades del país apremian en otros rubros, millones de pesos se pagan a diputados con escasa o nula productividad en el poder legislativo. Plurinominales conformados por actrices y familiares de políticos que han demostrado que no tienen ninguna capacidad para este cargo. ¿O acaso alguien piensa que la actriz Carmen Salinas hace un gran papel? Lo dudo.

Basta de derrochar el dinero de los mexicanos, urge eliminar gastos innecesarios y enfocarse en las verdaderas necesidades del país.

0