Por el voto de Coahuila


Por Jessica Rosales

El pasado miércoles en la Laguna estuvo el precandidato de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya Cortés, su primera visita a la entidad como aspirante a la Presidencia de la República.

Como era de esperarse se lanzó contra dos de sus principales adversarios, Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade, a éste último lo acusó de ser el autor de los “gasolinazos”, pero a los pocos minutos varios salieron a la defensa del tricolor como el diputado federal con licencia, Jericó Abramo, quien pidió al panista no tratar de engañar a la población.

Y es que hubo otros que le recordaron al albiazul su voto a favor de la ley de Ingresos y otras reformas que finalmente derivaron también en el complicado panorama económico que enfrenta el país.

Aunque se esperaba más afluencia, parece que le funcionó la convocatoria al menos con los partidos aliados, pues considerando que el dirigente del PAN en Coahuila, Bernardo González, y la líder moral del PRD, Mary Telma Guajardo, anunciaron públicamente el rompimiento de la coalición local, ambos lucieron muy sonrientes en las fotografías. ¿Apoco para unas cosas están peleados y para otras no? ¡Qué falta congruencia!

El segundo que pretende visitar Coahuila el próximo lunes, es el gobernador con licencia de Nuevo León, el aspirante independiente Jaime Rodríguez Calderón, quien primero llegará a Ramos Arizpe para después trasladarse a Saltillo. Y no se le haga raro si lo ve comiendo tacos o en algún puesto de tortas, pues dicen que “El Bronco” quiere convivir con “la raza”.

El tercero que visitará Coahuila, según lo previsto por su equipo de precampaña, es el líder moral de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien está convocando a un mitin el 15 de enero en la plaza del “Congresito” como conocemos el edificio creado para ubicar las oficinas de diputados y personal administrativo, pero que realmente ni se ocupa.

Seguramente ahí aprovechará para responder los señalamientos de sus adversarios, pero también para vigilar si sus aliados en Coahuila realmente apoyan a su campaña, porque a su principal impulsor, Armando Guadiana Tijerina, un día lo vemos con el PAN, otro con UDC y al siguiente regresa con Morena.

Y finalmente el aspirante tricolor, José Antonio Meade Kuribeña, quien se espera arribe la segunda quincena de enero a esta entidad norteña. Coahuila es un bastión importante del tricolor y considerando que en su equipo trae a varios coahuilenses de peso, llegará al estado sin la menor preocupación de lograr casa llena.

Todos vienen por el voto de Coahuila, pero, ¿quiénes realmente lograrán convencer al electorado en esta entidad?

Previous Garantiza Riquelme desarrollo económico de Piedras Negras
Next Realizan mantenimiento permanente a las calles