Luis Guillermo Digital
Home Opinión Regresa la “chiquillada”

En el tintero

Por Jessica Rosales

El 4 de junio de 2017 los coahuilenses decidieron que 10 de los 15 partidos políticos ya no debían existir y llevarse millonarios recursos públicos, ya que varios de ellos -en la realidad- se constituyeron como un mero negocio familiar. Ayer el Tribunal Electoral del Estado de Coahuila decidió que, para algunos, era momento de regresar.

Hace un año los electores les negaron su apoyo en las urnas, y al no alcanzar el 3 por ciento de la votación total, cinco perdieron su registro estatal, mientras que el resto sólo las prerrogativas.

Se trata de los partidos Social Demócrata Independiente, Partido Joven, Campesino Popular, Partido Primero Coahuila y Partido de la Revolución Coahuilense. También Encuentro Social, Verde Ecologista, Nueva Alianza, Movimiento Ciudadano y Partido del Trabajo, aunque en este caso al ser partidos nacionales no desaparecen, sólo perdieron el financiamiento.

Al menos dos de los popularmente conocidos como “la chiquillada”, un mote que han cargado por años, por ser negocio familiar, pero, sobre todo, porque no sobrepasan ni el 3% de la población que vota, están a punto de regresar.

Se trata de Por Coahuila Sí, manejado casi de forma vitalicia, por Samuel Acevedo Rodríguez, exlíder de Sí Coahuila antes Social Demócrata Independiente que, por cierto, quedó a deber multas por 12 millones 146 mil 651 pesos –derivadas de diversas irregularidades financieras–, e impuestos al Sistema de Administración Tributaria por 121 mil 524 pesos.

Otra es la asociación Emiliano Zapata, la Tierra y su Producto, que antes conocíamos como Partido Campesino Popular y que, de acuerdo al IEC, quedó a deber 3.5 millones de pesos en multas.

Hay que decir que estos dos partidos participaron como aliados del PRI en la elección de gobernador en 2017 y la gente se preguntaba ¿a cambio de qué? si al final perdieron el registro. Saque usted sus deducciones.

Otras de las asociaciones que continuarán su proceso para constituirse como partido político son: Por la Defensa de los Coahuilenses, Pacto Ciudadano por Coahuila, Coahuila Incluyente, y Juntos Podemos Construir un Futuro Mejor; éste último encabezado por Rubén Humberto Moreira, hijo del exlíder nacional del PRI y exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira Valdés.

Habrá que darles a las nuevas asociaciones el beneficio de la duda y la oportunidad de presentar sus propuestas para el bienestar de la población.

La buena noticia es que la otra “chiquillada” se quedó en el camino. La Asociación Popular Coahuilense de Abundio Ramírez antes Partido de la Revolución Coahuilense; El Frente Cardenista de Coahuila; Fundación Profesor Contreras Pacheco antes Primero Coahuila; La democracia por Coahuila; Partido de la Mujer; y Suré Coahuila, liderado por el exrepresentante del Partido Joven Julio Aldape, éstos no podrán regresar.

Veremos si el retorno de los dos partidos que ya existían implica también el pago del adeudo millonario que dejaron pendiente, que mucho tendrá que ver con la acción de la autoridad.

0