Luis Guillermo Digital
Home Noticias Reto anticorrupción

Por Jessica Rosales

Ayer tomaron protesta los integrantes del nuevo Consejo de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción. La tarea no es sencilla, hoy más que nunca se enfrentan a la desconfianza de una buena parte de la población que ya no cree en las instituciones.

Hay que decir que se impusieron las voces que avalan los perfiles de quienes serán los encargados de una importante tarea, el Fiscal Anticorrupción, Jesús Homero Flores Mier; el Tribunal de Justicia Administrativa que preside Sandra Rodríguez Wong; la Comisión de Selección y finalmente los cinco integrantes del Consejo Ciudadano; sin embargo, hay sectores de la sociedad que han cuestionado severamente los procesos para esta conformación.

Tanto el Fiscal, los magistrados y los ciudadanos que fueron elegidos para participar en la construcción de políticas públicas de prevención y combate a la corrupción, deben estar dispuestos a someterse al escrutinio público, porque los coahuilenses serán exigentes en el actuar de cada uno de ellos y vigilarán que impere esa misma exigencia en las investigaciones.

Su principal reto es recuperar la confianza. ¿Cómo? Mostrando capacidad y disposición para ejercer con transparencia y responsabilidad una estricta vigilancia de los procesos públicos.

Coahuila espera que las primeras encomiendas no se enfoquen en temas políticos y de revancha, sino que muestren un equilibrio y dimensionen cada caso que sea denunciado por la sociedad.

Esperaremos ver acciones inmediatas en el tema de la deuda pública y empresas fantasmas en el ámbito estatal; beneficio personal en obras de bacheo y venta de concesiones en el caso del Municipio de Saltillo, entre muchos otros casos.

Además, ya es tiempo de que comiencen a transparentar la información, pues aún no sabemos cuánto gana el Fiscal Anticorrupción, quien pese a que no ha comenzado a operar ya recibe salario; tampoco sabemos cuánto ganan los magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa, quienes por cierto nos están arrebatando los espacios culturales, sino pregúntele a Sandra Rodríguez Wong de quién fue el capricho de retirar la Biblioteca Pública Central para albergar a la burocracia.

También falta precisar cuánto ganarán los consejeros ciudadanos que, según el vocero de la Comisión, será una decisión propia del Consejo y deberá ser considerable para evitar las tentaciones de la corrupción. ¿No se supone que los perfiles seleccionados están blindados contra eso?

En fin, los ciudadanos no perdonarán cualquier error y serán los primeros vigilantes del trabajo de todas estas instituciones, así es que sus integrantes deberán conducirse con la más alta responsabilidad.

0