Se arma campal en partido de la Liga MX Femenil


El futbol femenil vivió su primer altercado violento durante la J8 de la Liga Mx entre Chivas y Tigres.

En el encuentro, que desde un principio se tornó violento, Lizbeth Ovalle y María Andrea Sánchez fueron enviadas a las regaderas luego de una pelea tras una barrida.

La jugada que originó el enfrentamiento, fue en la que Ovalle en un intento de protección realizó una barrida y tiró a su oponente quien la pateó después.

Inmediatamente, compañeras llegaron a separarlas y otras a continuar con la pelea.

En total cuatro jugadoras fueron suspendidas.

Anterior Descubre cómo se veía Atala Sarmiento a los 16 años
Siguiente Señalan a Trump de desviar fondos para manejo de emergencias