Se va Osiris, el atractivo visual de MasterChef


Durango se quedó sin representante en la “cocina más grande de México”. El domingo Osiris Orozco se convirtió en el segundo eliminado de MasterChef en su edición 2018.

El duranguense quedó fuera de la competencia por decisión de los jueces luego de un bajo rendimiento en las tres pruebas de eliminatoria, dos de ellas con pulpo como ingrediente principal y otra con calamar que decidió combinar con frutos rojos.

Los chefs Benito, Betty y Herrera argumentaron que en los platillos le faltó sazón y que su principal debilidad fueron las salsas.

“El reto de llegar a la cocina de Masterchef es grande. Llegar a los 18 y estar con tus compañeros ya es un logro”, fueron las palabras que la chef Betty dirigió al duranguense de 34 años.

“Tienes talento, hay que trabajarlo, te deseo lo mejor”, le dijo el chef Benito.

Osiris reconoció que le faltó un balance, que tomó malas decisiones y se haría responsable. Agradeció los consejos y también la oportunidad de formar parte de una nueva generación de MasterChef México.

“Los guardo en mi corazón. No lo esperaba pero hasta aquí llegué”, agregó antes de partir.

Anterior Utiliza anuncio de cine para rogarle a su ex
Siguiente La consulta de AMLO, ¿sirve o no?