Ser novia de un músico no es nada fácil.


 

 

 

Por Fer Ruiz Rojas
05.-Mujeres-que-admiro

Ser novia de un músico no es nada fácil.

Para esa persona que me hace sentir
lo indescriptible, que me hace amar su viveza
y su mente indomable.

Quién esté decidido a emprender el viaje de acompañar a un músico debería de saber que no es nada fácil. Pues debe estar consciente que para ellos lo primero y último es la música, con la excusa que tu estas presente en todo el transcurso.
No hay que culparlos, esta en su esencia ser así. Y no es que no te ame, probablemente los músicos son los que más aman, pero su forma de expresarlo es diferente.

Es tolerar y aprender amar todas sus pasiones, pasiones que refleja en el centro comercial o en el cine cuando ponen su canción favorita y comienza a lo que él llama “sentirla” mientras cierra los ojos y hace como que toca un instrumento musical. Al principio te preguntaste qué pasaba, pero te has acostumbrado a ello. La magia es disfrutar con él, no de la misma manera, sino disfrutar ver como lo disfruta. Emocionarte con su emoción.

10487255_414593262012286_7420576087815753001_n

Que al mencionar la palabra “solfeo” no pienses en surfear en la playa. Que al escuchar otra banda, se ría porque “ese wey” se equivocó en las “pisadas”, pero tu sigas escuchando la canción sin ninguna variación.

Es aprenderte y aunque ya te cansaron todas sus canciones de tanto escucharlas, aún las puedas disfrutar en la ducha, cerrando los ojos e imaginando que siempre te está cantando a ti.

No son los músicos una especie aparte, pero desde luego ofrecen una vida con bastantes peculiaridades

Intensos, caprichosos, atormentados, pasionales… Simplemente complicados. Ser novia de un músico es estar cerca de la felicidad y las lágrimas, de la dedicación, paciencia, goce y de amor.

8307563565094446

Con especial dedicación @Avolcom

Anterior Vuelve el Walkman de Sony
Siguiente Apuestan por el beisbol para prevenir el delito en la Compresora