Talan la Colón


Caminar por el paseo Colón es desolador. Alrededor sólo hay tierra, ramas de árboles muertos, basura. Las autoridades de Torreón anunciaron una inversión de 15 millones de pesos para remodelar este paseo público, sin embargo, nunca dijeron que se iban a talar árboles con más de 20 años de vida.

Desde un inicio la obra ha sido cuestionada por la falta de planeación. Los trabajos iniciaron en abril y desde entonces Jorge Guerrero, presidente del Colegio de Arquitectos, dijo que no era prioritaria y junto a otros empresarios cuestionaron la intención de construir una ciclovía. Intención original de esta obra.

A pesar de los cuestionamientos y en medio de la contienda electoral, el alcalde Jorge Zermeño prefirió iniciar con estos trabajos sin haberlos consensuado con diferentes sectores de la sociedad civil. De esta forma los integrantes del Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada declararon a los medios que no querían que se eliminará uno de los tres carriles de la calzada Colón ya que no había estudios técnicos sobre el impacto vial.

Después los empresarios se quejaron de la lentitud de la obra que afectó a los comercios del sector. Ahora ya nadie recuerda la ciclovía porque la principal molestia es el daño que se causó a la vegetación de este emblemático paseo. Ahora los árboles lucen mutilados, ramas cubren el suelo mientras nubes de polvo afectan a los paseantes.

Ambientalistas han denunciado en redes sociales que el pasto ha sido sustituido por grava, además de que violando el reglamento municipal de Medio Ambienta se han talado árboles por cuestiones estéticas lo cual no es argumento.

Catalina Arguelles, integrante de la Asociación Proinder Laguna y que además integra el Consejo Municipal de Ecología, me comenta que “ante los cuestionamientos el director de Medio Ambiente, Felipe de Jesús Vallejo López, nos contestó que la obra es de la dirección de Obras Públicas para dar entender que no era su responsabilidad”.

Catalina Arguelles recuerda que cualquier dependencia para poder talar un árbol necesita el aval de la dirección de Medio Ambiente, lo que refleja la falta de comunicación entre los directores.

Al daño ecológico hay que sumarle el del patrimonio histórico. El arquitecto, Hugo Estrada, escribió en su muro de Facebook:

“La calzada Colón tiene una función desde su origen y es el ser un punto de tranquilidad en medio del bullicio, genera un microclima importante para la ciudad. Quien la conoce y la hemos vivido lo sabemos. Sus bancas históricas y a la vez descuidadas, la importancia de su mosaico que nos da identidad. ¿Será que quizá se cambien por un materiales vacíos en el tema histórico-cultural? La modernización de cualquier espacio público se aplaude, sin embargo, se tiene que realizar con la conciencia y el conocimiento aplicado del resguardo de la memoria que muchos de estos espacios tienen y representan. Tal parece que nos gusta destruir lo que nos antecede y nos vincula con nuestro origen”.

Es tal la molestia que incluso el abogado Juan José Rojas ya interpuso un amparo en contra del Ayuntamiento de Torreón por omisión, para que se suspendan los trabajos en la avenida Colón. Incluso el Juzgado Sexto de Distrito dio respuesta positiva a una solicitud de amparo 1012/2018 en la que se solicita “que se ordene a las autoridades responsables atender la situación de los árboles que se están secando en la calzada Colón mediante medidas concretas y eficaces de riego y atención química y orgánica en caso de ser necesario para su conservación; y por ende no se consuman los actos reclamados”, en lo que se refiere al secamiento de la flora.

A pesar de las múltiples protestas de diferentes sectores de la sociedad civil hasta el momento no ha habido una respuesta concreta de las autoridades, incluso en redes sociales se han descalificado algunas posturas argumentando tintes políticos. Sin embargo, el medio ambiente no conoce de partidos y Torreón tiene un déficit muy importante en áreas verdes, de ahí la molestia por la tala de árboles con más de 20 años de antigüedad.

@lharanda

 

Publicado originalmente en VANGUARDIA

Anterior Cientos de abusos de clérigos en EU; nuevo desafío del papa Francisco
Siguiente Arrancan jornadas de empleo en Allende y Zaragoza