Luis Guillermo Digital
Home Destacada World On Fire. Virtuosismo y locura de Yngwie Malmsteen en Escena

Por Gerson Gómez

El músico sueco Yngwie Malmsteen, que participó en bandas Steeler o Alcatrazz, y que tiene más 30 años en activo, se presentó la noche del viernes 20 de mayo ante mil personas (cifra aproximada) en el centro de espectáculos Escena en Monterrey.

Ataviado con sus pantalones de cuero y su camisa negra de mangas largas, Yngwie Malmsteen salió al escenario en punto de las 22:05 horas.

El músico virtuoso estuvo acompañado por Ralph Ciavolino en el bajo, Mark Ellis en la batería y Nick Marino en los teclados, quienes en todo momento mantuvieron la atención en las indicaciones de Yngwie Malmsteen.

El divo sueco que se caracteriza por utilizar la Fender Stratocaster blanca además de rodearse por un par de docenas de amplificadores Marshall, vestimenta de cuero y cadenas de oro como una cruz en su muñeca, comenzó desde la primera melodía a realizar acrobacias con la guitarra mientras daba patadas al aire derrotando a un enemigo imaginario y lanzando, en muchas ocasiones sin puntería, sus púas autografiadas, que muchas fueron guardadas por los elementos de seguridad que las conservaron para sí.

Rising Force, Spellbound, Razor Eater, Damnation Game, Repent, Overture, From a Thousand Cuts, Arpeggios From Hell, Seventh Sign, Badinerie (Johann Sebastian Bach cover), Adagio (Niccolò Paganini cover) en donde arrancó con sus manos las cuerdas de la guitarra.

Continuó con Far Beyond the Sun, Acoustic Paraphrase, Dreaming (Tell Me), Into Valhalla, Baroque & Roll, Masquerade, Trilogy Suite Op: 5 y Heaven Tonight.

Marcada la primera y única despedida, Yngwie Malmsteen propuso en el encore, Black Star y I’ll See the Light Tonight, con la que se despidió definitivamente a las 23:30 horas, mientras los asistentes coreaban su apellido y las luces del Escena se fueron prendiendo lentamente.

0