Zapatería le juega broma a influencers


La cadena de zapaterías Payless inauguró una falsatienda de lujo donde vendía el calzado mucho más caro de lo que en realidad costaba.

La compañía invitó a varios “influencers” de moda a la apertura del establecimiento, que pretendía pasar por ser de la marca inventada Palessi. Los invitados pagaron hasta 600 dólares por unos zapatos que generalmente cuestan menos de 40.

La creación de un sitio web y una cuenta de Instagram le bastó y sobró a la compañía de calzado para enganchar al grupo de supuestos “conocedores”de moda de redes sociales.

“Palessi es tan alta calidad, alta moda, que lleva tu juego de zapatos al siguiente nivel”, dijo un hombre que llevaba collares con pinchos,sosteniendo una bota hasta la rodilla. “Se ve muy bien hecho“.

“Es simplemente impresionante. Elegante, sofisticada y versátil “, dijo una mujer mientras sostenía un par de tacones de aguja florales.

“Para mí, experimentar esto como un diseñador italiano es increíble”, dijo otro hombre con acento.

Después de que los asistentes compraron zapatos “caros”. ¿Algunos por $ 200, $ 400 y $ 600 fueron llevados hacia la habitación de atrás, donde se reveló la broma.

“Tienes que estar bromeando”, dijo la mujer que se había comprado el par de tacones de aguja florales, con los ojos muy abiertos mientras miraba los zapatos caros en sus manos.

Todo fue parte de una campaña viral que motivó la creación de la falsa firma de lujo, ubicada en un centro comercial de Los Ángeles. Para la gran apertura se invitó a 80 “influencers”, y en los estantes fueron puestos zapatos baratos, se aumentaron los precios bajo la ilusión de productos de diseñador y el resto se cuenta solo.

Los jóvenes compradores alagaron los “sofisticados” zapatos que vendía la tienda en sus redes sociales.

Al final, la falsa zapatería logró recaudar 3 mil dólares durante ambas jornadas, pero todo el dinero fue devuelto a los “influencers” dejando que se quedaran con el calzado y hasta les pagó un pequeño monto por haber “participado”.

Graves, el consultor de comportamiento del consumidor de Gran Bretaña,dijo que la campaña publicitaria tendrá algunos beneficios a corto plazo para Payless, pero no cree que perjudique a las marcas de lujo establecidas.

“Los consumidores han estado pagando precios muy inflados”, dijo. “Algunos de los placeres que obtenemos de las cosas que compramos provienen del dinero que gastamos en ellos”.

Anterior Congreso de Coahuila entrega donación al Teleton
Siguiente Subastan anillo que Frank Sinatra entregó a su cuarta y última esposa