Acusa a stripper de violarla en su quinceañera


La familia de Fernanda, joven de 15 años que presuntamente fue víctima de abuso sexual por parte de un stripper que es hijo de una empleada de la Fiscalía General del Estado, pide que se le aplique todo el peso de ley.

El señalado por la afectada es Mario Alberto Alvarado Flores, tiene 22 años y se siente protegido por su madre, Yolanda Flores, quien labora en la Subprocuraduría de Personas no Localizadas que actualmente dirige José Ángel Herrera Cepeda.

Los afectados de quienes se omiten sus generales, dieron a conocer que el ataque a la adolescente se dio el 17 de Julio del 2017, cuando celebró su cumpleaños número 15 y sus amigos le contrataron un grupo de strippers.

Luego del evento uno de los integrantes a quién conoció como Mario, invitó a cenar a la joven y  esta aceptó.

En la reunión, el bailarín le hizo una serie de propuestas, entre ellas invitarla a su casa o a un hotel, pero la menor asegura que le pidió la fuera dejar a su casa.

Mario Alberto aceptó llevarla a casa en un vehículo, pero en el trayecto Fernanda fue víctima de acoso y violencia sexual, a tal punto que fue violada.

Luego del ataque el agresor amenazó de muerte a su víctima y le advirtió que no interpusiera denuncia.

A pesar de las amenazas, la afectada denunció y recibió la visita de un comandante del grupo de desaparecidos de apellido De la Rosa, quién se comportó agresivo con la familia y catalogó a la víctima de provocadora.

Asegura la familia que les advirtieron que retiraran la denuncia para que no sufriera represalias, porque podrían abrir un proceso en su contra por falsedad de declaraciones.

La denuncia se extendió hasta la Dirección General de Responsabilidades, que dirige María Eugenia Mazorra, donde hasta la fecha no han sancionado a nadie.

Comentarios

Anterior Jolie busca ayuda para migrantes
Siguiente Jonathan Orozco, entre Santos y Monterrey