in , , ,

Aprueban reformas para proteger a menores de edad de violencia doméstica

Por unanimidad, la Sexagésima Octava Legislatura aprobó el dictamen que contiene reformas y adiciones al Código Civil y a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Durango, en materia de educación parental y crianza positiva.

El dictamen, tiene como objetivo establecer, en el Código Civil, la prohibición del castigo humillante o cualquier tipo de trato degradante en contra de menores de edad.

La propuesta, viene de la necesidad de armonizar el marco jurídico estatal, atendiendo las reformas realizadas a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, y al Código Civil Federal, las cuales prohíben de manera expresa el castico corporal, además del castigo humillante, como método correctivo o disciplinario.

Dicho trato en contra de los infantes y adolescentes, vulnera su dignidad y bienestar, provocando en ellos, secuelas negativas.

Dentro de las reformas y adiciones:

Observar la prohibición de aplicar castigos corporales, tratos humillantes o degradantes como formas de corrección disciplinaria, así como toda forma de atentado contra la integridad física, psicológica o actos que menoscaben su desarrollo integral. El ejercicio de la patria protestad, la tutela, guardia o custodia, no podrá ser justificación para cumplir la obligación…

Castigo Corporal: Todo castigo en el que se utilice de manera severa o innecesaria la fuerza física y tenga por objeto causar cierto grado de dolor o malestar, aunque sea leve;

Castigo Humillante: Cualquier trato que vulnere la dignidad, la salud mental y psicológica de niñas, niños y adolescentes, y que no corresponda a la naturaleza intrínseca de las medidas correctivas, como medio de disciplina positiva en beneficio de niñas, niños y adolescentes.

La Diputada Alicia Gamboa Martínez, razonó su voto a favor del dictamen:

“Hoy, como nunca, es importante que nuestro trabajo como legisladores se enfoque en tareas trascendentales que realmente marquen un antes y un después en la reconstrucción del tejido social y haciéndolo desde la célula básica de toda sociedad, la familia”

“Si no ponemos interés y trabajo en lo que más importa, nuestros hijos, entonces creo que como legisladores no estamos escuchando el grito desesperado de muchas y muchos infantes que siguen sufriendo vejaciones y violencia, incluso al interior de sus propios hogares”.

Escrito por Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Declara Congreso el 11 de marzo como el ‘Día Estatal en Memoria de las Víctimas de Covid-19’

Más créditos para las mujeres de Torreón: Marcelo Torres Cofiño