in , , , ,

Aumentan casos de obesidad en Coahuila; mujeres, las más afectadas

En tan solo una semana en Coahuila se diagnosticaron 6 mil 456 casos de obesidad que, de acuerdo con la Secretaría de Salud, se trata de una enfermedad provocada por la acumulación anormal o excesiva de grasa y conforma parte del riesgo de enfermedades no transmisibles como cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, diabetes y algunos tipos de cáncer.

Del total de diagnósticos, 2 mil 190 fueron detectados en hombres y 4 mil 275 en mujeres, según datos del Boletín Epidemiológico.

En 2020 la cifra global llegó a los 3 mil 743 casos de obesidad, siendo mil 415 diagnosticados en hombres y 2 mil 328 en mujeres.

Sin embargo, antes de la pandemia, en 2018, la cifra de atenciones por obesidad registró unos 2 mil 226 casos, incrementando un 190 por ciento hasta ahora; de ese total, se detectaron mil 778 casos en hombres y mil 448 en mujeres.

De 2018 a la fecha, las cifras de atenciones a varones se han duplicado con 2 mil 190 casos, mientras que las detecciones en mujeres se cuatriplicaron con 4 mil 275 detecciones.

En 2021 el IMSS declaró que la inactividad física derivada del confinamiento por el COVID-19 tuvo como consecuencia el aumento de peso en la población mexicana; las personas subieron hasta 4 kilos en promedio, ya que en el periodo de cuarentena hubo una mayor disposición de los alimentos, generalmente altos en carbohidratos.

¿Cómo prevenir el sobrepeso y la obesidad?

De acuerdo con la nutrióloga Marcela Vargas, después de la pandemia el sobrepeso y obesidad se han convertido en un problema de salud pública en la localidad grave debido a diversas causas que contribuyen al aumento de peso.

Entre ellos se encuentra la falta de actividad física, alimentación inadecuada o el exceso de consumo de alimentos procesados y con alta cantidad de grasa, así como la alta ingesta de refrescos y alcohol.

También, el aumento de peso se debe en muchos casos a la genética, el estilo de vida (como el sedentarismo, adoptado con el aislamiento social), e incluso a la administración de medicamentos para el control de enfermedades como la diabetes, tiroides, y entre otras.

Aunque el síntoma más evidente de la obesidad es el cambio en el aspecto físico de las personas, estas afecciones incrementan el riesgo de padecer otros trastornos de salud ya que todo el organismo se ve afectado.

Para prevenir esta condición, o empezar a atacarla, es necesario llevar un seguimiento médico, incrementar el consumo de agua, modificar la ingesta de algunos alimentos y realizar ejercicio de forma regular.

“Algunas recomendaciones son limitar el consumo de alimentos ricos en azúcares, que se comprueba leyendo la etiqueta de los productos que se consumen; también comer varias veces al día frutas y verduras, así como legumbres, cereales integrales y frutos secos”, explica Vargas.

Añade que también es importante la activación física frecuente, recomendando unos 60 minutos al día de caminatas ligeras; dejar de fumar, además de tomar vitaminas como la C y D para el fortalecimiento del organismo y el sistema inmunológico.

“A veces los problemas de obesidad solo se solucionan con un cambio de hábitos alimenticios, en otras ocasiones, es necesario que los pacientes tomen terapias más específicas como la administración de medicamentos que tienden a limitar la absorción de grasas y disminuir el apetito”, explica.

Sin embargo, para ello será necesario el seguimiento de un profesional de la nutrición para que los pacientes lleven un control de peso adecuado y de acuerdo con sus necesidades.

(Visited 3 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Municipios de Coahuila comprometieron pagos por más de sus ingresos

Se disparan denuncias contra deudores alimentarios en Coahuila