Ausencia contundente


Por Luis Guillermo Hernández Aranda

El lunes no salieron a las calles se guardaron. El silencio también se escucha fuerte y el 9 de marzo nos enseñaron que su ausencia duele y afecta la vida cotidiana. El nueve nadie se movió y su ausencia pegó en la economía aunque desde la presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador minimizará  la protesta.

Un día antes marcharon por las calles y en el caso particular de La Laguna como nunca hubo una gran convocatoria. Ni en los peores días de la violencia en la Comarca Lagunera las calles fueron tomadas por la sociedad civil como el pasado 8 de marzo.

La gran diferencia es que ahora fueron sólo mujeres. Desde Ciudad Lerdo, pasando por Gómez Palacio, hasta Torreón marcharon tres mil 600 mujeres de todas las edades para exigir respeto, para exigir igualdad de oportunidades para exigir que no se les mate por ser mujer.

#Videoblog El lunes no salieron a las calles se guardaron. El silencio también se escucha fuerte y el 9 de marzo nos…

Posted by Luis Guillermo Digital on Thursday, March 12, 2020

Esperaban 300 y llegaron tres mil 600, ahí estaban mujeres de todas las edades. Señoras de la tercera edad que a pesar de la enfermedad o las limitaciones físicas gritaban consignas. Mujeres con sus hijas que pedían paz y respeto, pero también ahí estaban las mujeres que han perdido a sus hijas. Muchas de ellas ni siquiera saben si sus hijas aún están vivas o muertas. La impunidad alimenta el feminicidio.

“Señor, señora, no sea indiferente; se mata a las mujeres en la cara de la gente”, “Con ropa o sin ropa, mi cuerpo no se toca”, “Por mi mamá, por mi hija, por mi hermana, por mí, por ti”, “Arriba el feminismo que va a vencer”, “Niña, hermana, si te pega, no te ama”, “Mujer, escucha, esta es tu lucha”, fueron parte de las consignas que cantaron y gritaron las mujeres.

La marcha terminó sin contratiempos y de manera pacífica en la explanada de la Plaza Mayor, en donde las asistentes participaron en talleres culturales, pláticas, tendederos de denuncias y pláticas sobre violencia de género y erradicación del machismo.

El reto ahora es que después de este lunes nada sea igual. Que ahora, como siempre debió de haber sido, las miremos con respeto pero sobre todo ofreciéndoles igualdad de oportunidades y seguridad. No es posible que en pleno 2020 el machismo permanezca como práctica vigente. El lunes ellas con su silencio nos enseñaron mucho, ahora el reto es cambiar los paradigmas como sociedad.

Porque aunque muchas voces digan que aquí no pasa nada si pasa mucho y ellas ya nos enseñaron que no estamos bien como sociedad por el contrario debemos cambiar y reinventarnos. Nunca el silencio había retumbado tan fuerte como el 9 de marzo.

@lharanda

Comentarios

Anterior Superan los mil muertos por coronavirus en Italia
Siguiente Los machetes de la salud