‘Big Ben’ demuestra su exactitud tras cirugía


Ben Roethlisberger ha puesto fin a las especulaciones sobre su codo derecho, reparado mediante cirugía. Al menos por ahora luce perfecto.

Cualquier duda persistente que Roethlisberger o el resto de los Steelers pudieran haber tenido sobre la condición del brazo con el que lanza sus pases el veterano quarterback debió haberse disipado el lunes por la noche, cuando Pittsburgh consiguió un triunfo por 26-16, relativamente sin suspenso, sobre los Giants de Nueva York en el primer duelo de la campaña.

El veterano de 38 años, quien jugó por primera vez en 364 días, completó 21 de 32 pases para 229 yardas y tres anotaciones. En realidad, sólo empleó toda la fuerza del brazo en un par de ocasiones, pero lució eficiente, paciente e incluso algo ágil, al correr para un avance de 11 yardas en un momento del duelo.

Aunque Roethlisberger no fue dominante, tampoco le hizo falta. No en una noche en que la defensa capturó tres veces al quarterback rival y provocó dos pérdidas de balón, limitando al corredor Saquon Barkley a sólo seis yardas por tierra.

Para un equipo que espera competir con Baltimore por el cetro de la División Norte de la Americana, el comienzo fue promisorio, incluso si fue sólo eso, el inicio.

“Dijimos después que no todo fue perfecto. No fue siquiera bueno en algunos momentos del ataque”, reconoció Roethlisberger. “Pero al final, encontramos una forma de ganar”.

El triunfo llegó con mucho de lo que el entrenador Mike Tomlin suele comparar con “carne pegada al hueso”. Es decir, hay bastante trabajo por realizar antes de la visita del próximo domingo a Denver.

Pero ese trabajo no incluirá la necesidad de resolver alguna incertidumbre con el “Big Ben”. Roethlisberger está de regreso, lo mismo que un ataque aéreo letal.

Comentarios

Anterior Subastan misiva firmada por José María Morelos y exigen restituirla
Siguiente Thiago será nuevo jugador del Liverpool