in , ,

Buques de guerra de EU e Irán ponen tensión en el Golfo Pérsico

Barcos militares de Estados Unidos e Irán tuvieron un tenso encuentro en el Golfo Pérsico este mes, el primer incidente de su clase en aproximadamente un año, en medio de tensiones en la zona por el maltrecho acuerdo nuclear de Irán, según dijo el martes la Marina de Estados Unidos.

Imágenes del 2 de abril publicadas por la Marina mostraban un barco controlado por la Guardia Revolucionaria, un cuerpo paramilitar iraní, cruzándose en la trayectoria del USCGC Monomoy, haciendo que el barco de la Guardia Costera estadounidense tuviera que frenar de forma repentina, lo que hizo humear su motor.

La Guardia Revolucionaria hizo lo mismo con otro buque guardacostas, el USCGC Wrangell, indicó la comodoro Rebecca Rebarich, vocera de la Marina en la Quinta Flota de Estados Unidos, con sede en Oriente Medio. Ese tipo de maniobra implica un riesgo de colisión en el mar.

Irán no reconoció en un primer momento el incidente en la zona sur del Golfo Pérsico, que no produjo lesiones ni daños.

“Las tripulaciones estadounidenses hicieron varias advertencias por radio puente-a-puente, cinco toques breves con las sirenas de los barcos y aunque el (buque iraní) Harth 55 respondió a las llamadas puente-a-puente, continuó con sus maniobras inseguras”, dijo Rebarich. “Tras aproximadamente tres horas en las que Estados Unidos emitió advertencias e hizo maniobras defensivas, los barcos (iraníes) maniobraron para alejarse de los barcos estadounidenses y ampliaron la distancia entre ellos”.

The Wall Street Journal informó primero sobre el incidente, en el que participaron el Harth, un barco iraní de apoyo, y tres embarcaciones iraníes de ataque rápido. Los guardacostas estadounidenses operan cerca de Bahréin dentro de las Fuerzas Patrulleras del Suroeste Asiático, su contingente más grande fuera de Estados Unidos.

La interacción era el primer incidente “inseguro y poco profesional” con embarcaciones iraníes desde el 15 de abril de 2020, dijo Rebarich. No se habían producido apenas incidentes similares en 2018, y ninguno en 2019, señaló la portavoz.

Estos incidentes implican casi siempre a la Guardia Revolucionaria, que responde sólo ante el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei.

Algunos analistas creen que estos episodios pretenden en parte presionar al gobierno del presidente, Hasán Ruhani, tras el acuerdo nuclear con potencias extranjeras de 2015. Los países firmantes negocian estos días en Viena el regreso de Irán y Estados Unidos al acuerdo.

El suceso también se produjo tras varios incidentes en Oriente Medio atribuidos a una guerra encubierta entre Irán e Israel, con ataques al tráfico de mercancías en la región y el sabotaje de la instalación nuclear iraní de Natanz.

Escrito por Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AMLO felicitó a los mexicanos que ganaron el Oscar por mejor sonido

En Coahuila, hay 11 crímenes de odio sin castigo