Calentamiento global está acabando con las nubes


Un grupo de científicos publicó un estudio en Nature Geoscience en el que aseguran que las nubes no están a salvo de los daños causados por el cambio climático.

El dinamista climático Tapio Schneider, miembro de Caltech Jet Propulsion Laboratory que presentó el estudio, advierten que el aumento de dióxido de carbono (CO2), está afectando a las nubes estratocúmulos, las cuales reflejan parte de la luz solar al espacio y permiten la vida en la Tierra.

A mayor CO2, menor cantidad de estratocúmulos en los cielos del planeta. El dióxido de carbono es uno de los gases de efecto invernadero.

Schneider y sus colegas crearon una simulación por computadora para modelar cómo la dinámica de las nubes en una “región subtropical representativa” cambiaría a medida que aumentan las concentraciones de gases de efecto invernadero. Determinaron que las cubiertas de estratocúmulos “se vuelven inestables y se dividen en nubes dispersas” cuando el nivel de dióxido de carbono se eleva por encima de 1,200 partes por millón (ppm), “que se puede alcanzar dentro de un siglo en escenarios de altas emisiones”, escribe el equipo.

Actualmente, la atmósfera de la Tierra está a 400 ppm de CO2; sin embargo, antes de la industrialización, se encontraba a 280 ppm.

Sin las cubiertas de estratocúmulos para reflejar la luz solar lejos de la Tierra, el modelo predice que las temperaturas de la superficie global aumentarán 8 grados Celsius. En los subtrópicos, las temperaturas aumentarán hasta 10 grados.

Lo peor, señala el estudio, es que las nubes no pueden volver a formarse hasta que el nivel de dióxido de carbono baje por debajo de 1,200 ppm, y el dióxido de carbono permanece en la atmósfera “para siempre”.

Aunque existe un consenso en la comunidad científica sobre los riesgos del aumento de emisiones de dióxido de carbono, el estudio ha causado polémica.

Joel Norris, investigador del Instituto de Oceanografía Scripps, dijo a Science que el modelo de Schneider era “simple” y que “es muy probable que la Tierra tenga más ‘alternativas’ que eso”.

Él, al igual que otros científicos entrevistados en ese artículo, se mostró en desacuerdo con el hecho de que el equipo de Schneider tomó como muestra una “región subtropical representativa” y luego aplicó el mismo modelo a cualquier otra parte del mundo con plataformas de nubes similares.

Anterior Roban kínder en Durango; han sufrido 7 atracos
Siguiente Rescatan a migrantes en Saltillo; estaban en el camarote de un tráiler