in ,

Carolina Herrera dice a ‘cuarentonas’, ni melena, ni bikini ni minifaldas

La diseñadora venezolana Carolina Herrera, toda una institución en la industria y un referente en cuanto estilo y elegancia, ha realizado unos comentarios en una entrevista en el ‘Daily Mail’ que no han gustado ni entre su extensa parroquia de fans ni entre sus clientas. El morrocotudo enfado ha llegado hasta las redes sociales, que han echado aún más leña al fuego contra la dama de la moda, que ya ha cumplido 81 años.

Ella, que ha vestido a Jackie Onassis, a la exprimera dama Michelle Obama -con tafetán azul celeste y encaje- a Nicole Kidman en la alfombra roja -con estampados florales y mangas abullonadas-, a Reneé Zellweger para el estreno de ‘Bridget Jones’…, ha dictado en el tabloide británico las reglas del estilo atemporal en el que no cabe el mal gusto: a saber, ni negro, ni jeans, ni melena larga, ni bikinis, ni minifaldas. Según ella, las mujeres de más de 40 carecen de clase si incluyen en su ‘look’ lo anteriormente enumerado. A partir de cierta edad, esas cosas las afean.

Nada envejece más a una mujer que fingir que todavía es joven”, resume Herrera en la entrevista.

“Una mujer debe envejecer con gracia y no tratar de tener la edad que no tiene o parecerá ridícula. Veo muchas mujeres por la calle, y de espaldas, parecen muy bonitas con su pelo largo y sus falditas. Pero cuando se dan la vuelta, ¡argh, son viejas!”, asegura la prestigiosa diseñadora.

Eso sí, según sus reglas de la elegancia, el bótox está permitido. Ella misma es clienta: “Me he puesto un poco de Botox, ¿por qué no? Creo en mantener la piel limpia y fresca”, se justifica, quien puso en marcha su firma homónima cuando ya había cumplido los 40 y era madre madre de cuatro hijas. Entonces ya era una ‘socialité’ en Venezuela -nació en una rica y aristocrática familia- y siempre se había rodeado de mujeres bien vestidas. Su propia abuela la llevó a un desfile del genial modisto español Cristóbal Balenciaga cuando solo tenía 13 años.

Con su primer marido se casó a los 18 y tuvo a sus dos hijas mayores. Tras el divorcio, en 1969 se casó con su actual marido, Reinaldo Herrera, presentador de televisión y el padre de sus hijas menores. Recientemente han celebrado sus bodas de oro.

Herrera está convencida de que en cuanto se cruza la línea de los 40 se debería usar únicamente un peinado corto ya que considera que la melena por debajo de los hombros no casa bien con las arrugas.

Escrito por Redacción

Banca mexicana solo ha utilizado el 39% de apoyos ofrecidos por Banxico

Después de 19 años, Rayados regresa a Javier Aguirre a La Liga MX