Cereso de Torreón es el peor calificado de Coahuila


De acuerdo al resultado del Diagnóstico de Supervisión Penitenciaria del 2018, realizado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), los penales de Durango pasaron de “panzazo” las revisiones, en tanto que los de Coahuila tienen calificación aprobatoria.

En las estadísticas que publica el Observatorio Ciudadano de La Laguna, basadas en las publicaciones hechas por la instancia federal, en los penales de Coahuila el promedio de calificación es de 8 puntos, en tanto que los de Durango es de 6.3. En la primera entidad no hay centros del orden federal, en tanto que en el segundo hay en Guadalupe Victoria y Gómez Palacio.

En Coahuila son cinco penales y el mejor calificado es el centro femenil de Saltillo, con un 8.56 y el peor calificado es el de Torreón, con un 7. 85. El centro penitenciario varonil de Saltillo obtuvo un 7.94, el varonil de Piedras Negras 7.85 y el femenil del mismo municipio un 8.20.

Las observaciones que hizo la CNDH son por insuficiencia de personal e inexistencia de actividades educativas.

En los indicadores que se presentaron los Centros de Readaptación Social de Coahuila, no registran una sobre población y el que tienen mayor capacidad es Torreón; es decir 1094 internos y tiene población de 739 internos, el centro varonil de Saltillo con una capacidad de 1,020 y hay 634 personas, en el femenil de esa misma ciudad la capacidad es de 66 y tienen a 52 mujeres, el varonil de Piedras Negras 750 y aloja a 513 hombres, el femenil del mismo municipio su capacidad es de 92 internas y tiene 43.

De acuerdo a los indicadores que arrojó el diagnóstico que hizo la CNDH son más complicadas las condiciones en los centros penitenciarios de Durango, pues por ejemplo el Centro de Reinserción Social número uno, obtuvo una calificación de 5.66, el que se encuentra en El Salto, Pueblo Nuevo obtuvo un 7.32, el penal de Santiago Papasquiaro un 6.09. En relación a los Centros Federales de Readaptación Social (Cefereso), la calificación que obtuvo el de Gómez Palacio fue de 6.52 y el de Guadalupe Victoria un 7.35.

En la tabla se observa que hay una sobre población en el penal de Durango capital, pues tiene una capacidad para 1,951 internos y tiene 3, 602. Lo mismo en Santiago Papasquiaro, cuya capacidad es para 150 internos y tiene 189.

En el Salto hay capacidad para 88 internos y hay 82, en tanto que el Cefereso de Gómez Palacio registra una capacidad para 2,520 internos y cuenta con 2,148, mientras que en Guadalupe Victoria la capacidad es para 4,80 internos y hay 443.

Las observaciones que hizo la Comisión Nacional de Derechos Humanos, fuero porque hay sobre población o hacinamiento, deficientes condiciones materiales y de higiene, insuficiencia de personal de seguridad y custodia, condiciones de autogobierno o cogobierno, presencia de actividades ilícita, insuficiencia o inexistencia de actividades laborales o de capacitación.

Anterior #AMLORenuncia el hashtag que es tendencia tras masacre en Minatitlán
Siguiente Regresan las palmas al Revolución