Coahuila dice ‘adiós’ a las bolsas y popotes de plástico


El Congreso del Estado puso fin al uso de bolsas de plástico en Coahuila. Este lunes aprobó una reforma para restringir la venta, facilitación y obsequio de bolsas y popotes plásticos en supermercados, tiendas de autoservicio, farmacias, tiendas de conveniencia, mercados, restaurantes y similares.

Con base en tres propuestas similares de diversos grupos parlamentarios, el Congreso local aprobó diversas reformas a la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección del Ambiente del Estado con el objetivo de preservar el medio ambiente a través de la eliminación paulatina del uso de bolsas de plástico, cuya desintegración conlleva un largo periodo de tiempo.

“La Comisión Dictaminadora estima que las iniciativas de referencia son procedente, por una coincidencia interparlamentaria que es significativamente importante para el futuro inmediato de los coahuilenses, pero que trasciende a nuestra entidad y que afecta a la fauna terrestre  y marítima que puede afectar la provisión de  alimentos y la salud de los seres humanos”, señala el dictamen.

Los diputados locales aprobaron la eliminación paulatina del uso de bolsas y popotes de plástico en comercios a menos que éstos sean de materiales biodegradables. Asimismo, establece los tiempos que tendrán los diferentes negocios para eliminar por completo el uso de los citados materiales.

“En el estado de Coahuila de Zaragoza, se restringe la venta, facilitación y obsequio de bolsas plásticas y contenedores de poliestireno expandido para fines de envoltura, transportación, carga o traslado de alimentos y bebidas, así como de popotes plásticos en supermercados, tiendas de autoservicio, farmacias, tiendas de conveniencia, mercados, restaurantes y similares”,señala el artículo 150 del ordenamiento referido.

Con la reforma aprobada, los supermercados, tiendas de autoservicio, farmacias, tiendas de conveniencia, mercados, restaurantes, así como establecimientos que venden mayoreo y menudeo de los productos señalados, contarán con un plazo de ocho meses para restringir de manera definitiva el uso de bolsas y popotes plásticos.

El gobierno del estado de Coahuila de Zaragoza,  en un plazo no mayor de seis meses a la entrada en vigor del presente decreto, deberá adecuar el programa estatal para la prevención y gestión integral de residuos para el estado, para efectos de armonizarlos a las disposiciones contenidas en la reforma.

“Para la transición paulatina de sustitución de bolsas plásticas y contenedores de poliestireno expandido para fines de envoltura, transportación, carga o traslado de alimentos y bebidas, así como de popotes plásticos, se permitirá temporalmente la venta, facilitación y obsequio de aquellos productos elaborados con materiales biodegradables, sujeta a la gradualidad establecida en el presente artículo transitorio”, señala uno de los artículos transitorios del decreto.

Anterior Lawrence niega haberse acostado con Weinstein
Siguiente Detienen a señor que paseaba a perrito amarrado a una camioneta