Coahuila mil, Coahuila seguro


Por Luis Guillermo Hernández Aranda

¿Cuál de los estados vecinos de Coahuila puede organizar una competencia donde los pilotos atraviesen su territorio cruzando el desierto, pasando por lugares donde no hay señal de celular y por naturaleza totalmente inhóspitos? Los altos índices de inseguridad de Tamaulipas y Nuevo León se los impide.

Hoy en Saltillo se da el banderazo de salida de la quinta edición de la Coahuila 1000, la cual tendrá las modalidades de rally deportivo y de paseo turístico. En la parte deportiva la competencia estará dividida en cuatro categorías: autos, cuatrimotos, UTVs y motocicletas.

Los competidores cruzarán prácticamente todo el desierto de Coahuila, iniciando en Saltillo, pasando por General Cepeda, Parras, Castaños, Cuatrociénegas, San Pedro de las Colonias, Matamoros y por primera vez Francisco I. Madero. La competencia culmina mañana sábado con la meta en Torreón donde además de la premiación se llevara a cabo un concierto y una convivencia nocturna.

Con competidores de alto nivel, e incluso pilotos extranjeros, la Coahuila 1000 nuevamente envía un mensaje de que el estado es uno de los más seguros del país y que los años de la violencia son cosa del pasado. Si en el ayer Coahuila ocupó primeras planas por las actividades del crimen organizado, hoy las ocupa por ser uno de los estados más productivos y más seguros.

Ese darle la vuelta a la página es un hecho que se debe resaltar y no olvidar, e insisto, por desgracia nuestros vecinos no pueden aventurarse a realizar una competencia de este tipo porque el crimen tiene asentados sus reales en Tamaulipas y Nuevo León, las estadísticas así lo confirman.

Recientemente entrevisté a la Secretaria de Turismo, Guadalupe Oyervides, y me comentaba que la Coahuila 1000 es una actividad que permite promover al estado como un destino ideal para realizar deporte extremo.

“Coahuila tiene los paisajes, los pueblos mágicos y lo más importante: la seguridad. Nuestro estado puede garantizar la seguridad y la paz, no sólo de los competidores sino también de sus familiares y de quienes participan en la ruta recreativa”.

De acuerdo a Guadalupe Oyervides la Coahuila 1000 representa una derrama económica de entre 18 y 20 millones de pesos. Además los pueblos mágicos de Parras y Cuatrociénegas tienen una ocupación hotelera del cien por ciento.

“Es una de las mejores carreras del país por su organización, por la seguridad”, afirma la secretaria.

Aunada a la Ruta del Vino, así como la paleontológica, la Coahuila 1000 se suma a las estrategias del gobernador, Miguel Riquelme, para atraer más turismo al estado y por ende detonar la actividad económica de los diferentes municipios. Así que antes del banderazo sólo queda desear suerte a todos los pilotos.

@lharanda

Anterior El ejemplo en casa
Siguiente La comunicación de gobierno desde el video