Con más acción, más autos y más adrenalina, llega Hobbs & Shaw


Han pasado 18 años desde que se estrenó “Rápido y Furioso”, una película de acción estadounidense dirigida por Rob Cohen y protagonizada por Paul Walker, Vin Diesel, Michelle Rodríguez y Jordana Brewster. Aquella cinta sería tan solo el inicio del universo de “Rapidos y Furiosos”, una franquicia de Universal Pictures que hasta el momento cuenta con ocho películas, entre ellas dos de las 20 más taquilleras de los últimos tiempos (“Rápidos y Furiosos 7” y “8”), de las cuales han logrado recabar aproximadamente 5 mil millones de dólares.

Este viernes estrena a nivel mundial “Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw”, el filme estadounidense dirigido por David Leitch y protagonizado por Dwayne Johnson, Jason Statham y Eiza González que se convierte en la novena cinta de la saga, aunque para la franquicia se considera más como un spin-off.  No es ningún secreto que la trama y los personajes de “Rápidos y Furiosos” han cambiado mucho a través de los años, todo inició con un grupo de ladrones de reproductores de DVD fanáticos de las carreras callejeras, y 18 años después hemos visto la inclusión de submarinos y torpedos.

De hecho, en “Rápidos y furiosos: Hobbs & Shaw” entramos en el plano de la ciencia ficción, inclusive hablamos de personajes que adquieren poderes sobrehumanos. ¿Pero de qué va la cinta esta vez? Dwayne Johnson y Jason Statham regresan como Luke Hobbs y Deckard Shaw, recordemos que el primero se unió a la saga en la quinta entrega, mientras que por su lado Shaw sorprendió a todos en la última escena de “Rápidos y furiosos 6”.

Desde que Hobbs, un agente leal del Servicio de Seguridad Diplomático de Estados Unidos, y Shaw, un exagente militar británico, se enfrentaron en “Rápidos y Furiosos 7” (2015), el dúo ha intercambiado distintas peleas en un intento por acabar con el otro. La disputa no es casual, ya que uno envió a prisión al hermano del otro, y su venganza fue arrojarlo de un rascacielos. Ahora ambos tendrán que unirse para acabar con Brixton, un hombre genéticamente alterado que tiene en su poder un arma que podría destruir a una gran parte de la humanidad, aunque no sabemos exactamente de qué tipo de arma estamos hablando.

¿UN NUEVO UNIVERSO?

De esta manera la acción, las persecuciones, los autos de lujo, las peleas y las explosiones en la cinta iniciaran una nueva historia paralela en el universo “Rápidos y Furiosos”, y transitara el mundo entero; desde Los Ángeles hasta Londres y desde la toxicidad de Chernobyl hasta Samoa. El film está dirigido por David Leitch, responsable de “John Wick”, “Atómica” y “Deadpool 1 y 2”; un especialista además en escenas de riesgo, que supo destacarse como doble de acción en “Matrix” y otros tantos éxitos, quien decidió cambiar la mecánica del Hollywood actual e imponer efectos prácticos, con un trabajo que se encuentra más cerca del cine oriental, con trompadas, patadas y tiros.

Hasta el momento el filme no cuenta con calificación de la crítica especializada en Rotten Tomatoes, pero muchos medios aseguran que posiblemente se convierta en el éxito del verano, ya que la química entre sus colosales protagonistas es la mayor apuesta de Universal Pictures. Después de la octava entrega en la que se vieron cosas imposibles, la casa productora busca ahora secuencias con enfrentamientos más físicos.

¡AL INFINITO Y MÁS ALLÁ!:

>> Tal vez la siguiente ocasión que veamos a Don y su familia, será en un terreno poco explorado, nos referimos al espacio exterior.

>>En una entrevista con Polygon, Chris Morgan, quien se ha encargado de escribir todas las películas de “Rápidos y Furiosos” desde la tercera entrega, habló sobre el reto de llevar cada película a un nuevo límite y la necesidad de romper las convenciones de la acción en pantalla.

>>“Tengo un regulador interno en todo esto, soy un gran fanático de la acción y también me encanta la física, por cierto. Creo que el límite para mí es que nos inclinaremos por la física, pero nunca hay que romperla. Entonces, ¿cómo determinas eso? Bueno, para mí, mientras estás viendo la película y mientras estás viendo la secuencia de acción, ¿sucede algo que sea físicamente imposible o absurdo que rompa la fe con la audiencia? Que de repente ya no puedes disfrutar de la película y no te preocupas por los personajes debido a esa rotura.”

>>Morgan pone como ejemplo la última secuencia de acción en la sexta entrega de “Rápidos y Furiosos”, en donde parece que los autos van en una pista de aterrizaje de aviones que se extiende por kilómetros, sin embargo, el público está enfocado en la relación entre los personajes.

>>Cuando se le cuestionó sobre una posible entrega que se desarrolle en el espacio, Morgan no descartó la idea, comentando que sólo debe de ser un concepto bastante bueno y “cool” para funcionar.

Comentarios

Anterior 'Hasta las últimas consecuencias', Irarragorri sobre polémica de cerveza en TSM
Siguiente Se ampara Rosario Robles por violación a sus derechos humanos