Cuidemos la chamba


Por Luis Guillermo Hernández Aranda

La crisis del COVID-19 nos lleva sin duda a la económica. Los primeros estrategos ya los comenzamos a sentir en la sociedad de ahí la urgencia de que el Gobierno Federal destine los apoyos necesarios para proteger el empleo.

Los números son fríos y se imponen a los discursos que se dicen todos los días en “La Mañanera”. Las estadísticas del IMSS son demoledoras: del 13 al 31 de marzo se perdieron 198 mil empleos formales. Esto significa una pérdida de 11 mil empleos por día. Sin embargo en los pocos días que llevamos de abril la situación se ha agravado. En solo seis días se perdieron 148 mil 847 puestos de trabajo más, lo que significa un ritmo de 24 mil 807 por día.

Si los números no nos dicen nada este comparativo nos puede aclarar el panorama: en un mes, se borraron los trabajos generados en el país durante 2019. De acuerdo con datos del IMSS, durante el año pasado se generaron 342 mil 77 puestos de trabajo en el país. Y en este 2020 ya perdimos 346 mil 878 empleos.

Andrés Manuel López Obrador se ha negado a dar apoyos fiscales y ha exigido a los empresarios que no despidan a sus empleados, que los manden a sus casas con su sueldo completo. Lo cual es lo correcto, sin embargo muchas empresas no tienen solvencia para hacerlo.

El presidente ha puesto como ejemplo a Carlos Slim que se comprometió con López Obrador a no despedir a nadie, por desgracia en México no todos los empresarios tienen la solvencia del dueño de Telmex.

Las pequeñas y medianas empresas son las principales generadoras de empleo en el país. Ellas crean 6 de cada 10 trabajos y aportan más del 52 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Ellos son los pequeños emprendedores que viven de sus ventas diarias, que se atreven a poner su empresa y echarse al hombro la vida de sus cinco, 20 o 100 empleados.

Cuidemos la chamba

#Videoblog Diariamente perdemos 24 mil empleos diarios como consecuencia de la crisis del #COVID19, de ahí que sea urgente que el presidente Andrés Manuel López Obrador dé apoyos a los empresarios que finalmente son quienes generan #empleo.

Posted by Luis Guillermo Digital on Thursday, April 9, 2020

Son ellos los que están sufriendo esta parálisis económica. Ellos no son Slim, no tienen la solvencia para mantener a todos sus trabajadores sin apoyos fiscales. Un amigo que es contador me dice que al menos cinco de sus clientes están desesperados porque en marzo tuvieron que pagar impuestos y la próxima semana deben pagar las cuotas del Seguro Social.

Es cierto, también hay empresarios sin ética pero este país se mueven por las pequeñas y medianas empresas cuyos dueños arriesgan su capital y que seguramente muchos votaron por Andrés Manuel López Obrador cansados de la corrupción de panistas y priistas, pero que ahora por quien votaron les da la espalda y están a punto de perder su patrimonio de años.

Debemos entender que el gobierno no genera empleo, su papel es regular, dar facilidades para que lleguen inversiones. En México sabemos lo que significa el rompimiento entre la clase empresarial y el gobierno. Sucedió con Luis Echeverría y con José López Portillo, las consecuencias las conocemos todos: una severa crisis económica que aumentó el número de pobres en México.

De nada servirán los esfuerzos locales si el Gobierno Federal continúa con su visión de que los empresarios, los periodistas, los médicos que denuncian la falta de insumos, los maestros que denuncian su falta de pago, las feministas, vaya que todos están en contra del proyecto de la 4T.

Nada más falso, el presidente debe ser el primero en bajar esta polarización y sobre todo salvar a las pequeñas y medianas empresas. Es muy fácil para los políticos decir que todos los empresarios son malos cuando siempre se ha vivido del erario público y nunca se ha abierto una empresa y mucho menos se ha generado empleo.

@lharanda

Comentarios

Anterior Responsabilidad ciudadana con el 911
Siguiente Periodismo en tiempos de crisis