in , , ,

De ‘broma’, más de 500 mil llamadas al 911 en Coahuila

De acuerdo con la actualización del aparato de seguridad 9-1-1, durante el primer semestre de este año Coahuila sumó 511 mil llamadas que resultaron improcedentes para el teléfono de emergencias.

Los datos reportados entre enero y junio por parte del SESNSP, indican que del total de las llamadas que han ingresado, un 69 por ciento corresponden a llamadas que no tienen procedencia para el aparato.

Entre estas llamadas calificadas como improcedentes, el mayor porcentaje son llamadas “mudas”, pero también existen casos de llamadas de broma por parte de niños y también por parte de jóvenes, así como también existen llamadas que fueron clasificadas como incompletas.

Estos números indican que Coahuila tiene una tasa de 15 mil 675 llamadas improcedentes por cada 100 mil habitantes.

En ese sentido, el 9-1-1 detalla que Coahuila está aproximadamente mil 500 llamadas por debajo de la tasa nacional de incidencia de llamadas improcedentes por cada 100 mil habitantes, que es de 17 mil llamadas.

El 9-1-1 también resalta que Coahuila es una de las entidades que más ha disminuido este universo de llamadas improcedentes, al registrar un 22 por ciento menos llamadas.

Por otro lado, el informe también dice que la entidad recibió un aproximado de 230 mil llamadas que sí tuvieron un efecto, y de las cuales el 59 por ciento fueron para reportes de seguridad, mientras que otro 14 por ciento para servicios públicos y un 6 por ciento para protección civil.

En este tema, el número de emergencia 9-1-1 también detalla que al igual que las llamadas improcedentes, las llamadas procedentes también han disminuido en la entidad; es decir que las personas han hecho menos reportes al aparato, pues en comparación con 2020, hubo un 16.1 por ciento menos llamadas en el primer semestre de 2021.

¿LO RECUERDA?

El 13 de junio de 2019 y a iniciativa del entonces diputado panista Marcelo Torres Cofiño, el Congreso del Estado aprobó modificar el artículo 345 bis del Código Penal de Coahuila, para sancionar a quien haga mal uso del número de emergencia 9-1-1.

La reforma al artículo mencionado establece que “quien haga llamadas de broma a los números de emergencia, enfrentará un castigo de entre 6 meses y 2 años de libertad vigilada y multa de los 51 mil a los 102 mil pesos. La propuesta original contemplaba que la sanción incluyera prisión, pero la comisión dictaminadora lo desechó.

Fue el 3 de octubre de 2018 cuando entró en vigor en Coahuila el número de emergencia 9-1-1.

Se dijo en ese entonces que el sistema tenía la capacidad para identificar el número de donde provenía la llamada, por lo que se rastrearía al bromista, por lo que estaban seguros que disminuirían las llamadas de broma.

(Visited 2 times, 1 visits today)

Comentarios

Escrito por Redacción

Constantes recortes de participaciones federales pulverizan eficiencia recaudatoria de Coahuila: Riquelme

Llaman a federación no se repita caos y desorganización en vacunación a jóvenes