De ‘La Pasión de Cristo’ a ‘María Magdalena’, la Semana Santa en cuarentena


Seguimos en la Fase 2 de la contingencia sanitaria por contagio del COVID-19, un virus que a nivel mundial ha cobrado miles de víctimas. Continuar aislados en nuestros hogares parece la única alternativa para cuidarnos y cuidar a los que amamos, por lo que celebrar la Semana Santa como habitualmente lo hacemos, parece muy lejano. Una iniciativa que surgió en redes sociales para vivir el Domingo de Ramos en la casa y que recibió el apoyo de la Iglesia, fue colocar una rama elaborada por la familia en la ventana o en la puerta de entrada, después de la Santa Misa, lo cual resultó una buena alternativa para muchos hogares católicos.

Por otra parte, hoy celebramos el jueves santo, y aunque no podamos vivirlo en procesión o con servicios religiosos, hay otra forma de estar en contacto: el cine. Una de las películas que más revuelo causó en su estreno en 2004, fue “La Pasión de Cristo”, dirigida por Mel Gibson. Está protagonizada por el actor Jim Caviezel y cuenta con Maia Morgenstern como la Virgen María y con Monica Bellucci como María Magdalena. El filme narra las últimas horas de la vida de Jesús. Comienza con la oración en el huerto de Getsemaní y recorre los acontecimientos narrados en los evangelios como el juicio en el Sanedrín, la flagelación, el camino hacia el Calvario cargando con la cruz y la propia crucifixión y lo hace con una gran crudeza.

Durante el rodaje, Jim Caviezel, el actor que da vida a Jesús, sufrió varios percances. Así, mientras se rodaba la flagelación, recibió dos latigazos por accidente. Además, se le dislocó un hombro cuando le cayó la cruz encima, escena que se puede ver en la película. Pero si esto no fuera suficiente, mientras interpretaba el sermón de la montaña, le cayó un rayo, según contó el propio actor en varias entrevistas.

La película se rodó en latín y en arameo, los idiomas que hablaba Jesús de Nazaret, y en un principio la intención del director fue distribuirla sin subtítulos, aunque finalmente fueron incluidos.

CLÁSICOS DE LA ÉPOCA

Otra película que se ha convertido en un clásico de la Semana Santa es “Ben-Hur”. Dirigida por William Wyler, cuenta la historia de Judá Ben-Hur (Charlton Heston), el hijo de una familia noble de Jerusalén. Mesala (Stephen Boyd), su amigo de la infancia, es ahora tribuno de las legiones romanas. Cuando el cortejo del nuevo gobernador romano pasa ante la casa de Ben-Hur, se desprende una piedra de la azotea, por lo que Ben-Hur es acusado de intentar matarlo y Mesala lo encarcela. Mientras Ben-Hur es trasladado a galeras para cumplir su condena, un hombre llamado Jesús de Nazaret se apiada de él y le da de beber. Más tarde, será Ben-Hur quien le dé agua a Jesús cuando va cargando con la cruz camino del Gólgota.

Esta película que habla de la amistad, la venganza, el perdón y la piedad, hace coincidir en algunos momentos la historia de Judá Ben-Hur con la de Jesús de Nazaret. Sin embargo, la cara de Jesucristo nunca aparece en pantalla. Otra de las curiosidades de esta producción es que Charlton Heston no fue la primera opción para interpretar a Ben-Hur, ni siquiera la segunda o la tercera. Antes que en él, se pensó en otros actores como Burt Lancaster o Paul Newman, que rechazaron el papel. También fueron considerados Marlon Brando, Rock Hudson, Kirk Douglas y Leslie Nielsen.

Recordada por sus épicas carreras de caballos, esta cinta de 1959 ganó 11 premios Oscar, entre ellos Mejor Película, Mejor Actor y Mejor Director. No obstante, cuando le ofrecieron a William Wyler la posibilidad de dirigir “Ben-Hur”, la rechazó. Pero, al parecer, su rivalidad con Cecil B. DeMille, director de “Los Diez Mandamientos”, le hizo reconsiderar su decisión.

“Los Diez Mandamientos” es una película de 1956 que narra la historia de Moisés, al que su madre abandona en una cesta en el Nilo para librarlo de la matanza de los niños hebreos decretada por el faraón. Es la propia hermana del faraón quien encuentra al niño y lo adopta, de modo que Moisés se cría en la corte y se gana el aprecio del faraón. Esto provoca los celos de Ramsés, el príncipe heredero. Sin embargo, un día Moisés descubre su verdadera identidad y se embarca en la tarea de liberar de la esclavitud al pueblo judío y guiarlo a través del desierto hasta la tierra prometida.

Esta película, protagonizada también por Charlton Heston y con Yul Brynner en el papel de Ramsés, fue la última de su director. DeMille la rodó inspirándose en otra con el mismo título dirigida por él en 1923. La versión de 1956 fue reconocida con siete candidaturas a los Oscar, de los que obtuvo la estatuilla a los Mejores Efectos Especiales, por escenas tan impactantes como la separación de las aguas del Mar Rojo.

“El Príncipe de Egipto” también cuenta la historia de Moisés, pero lo hace pensando en los más pequeños de la casa. Esta película de dibujos animados estrenada en 1998 es uno de los primeros proyectos de Dreamworks, la productora fundada por Steven Spielberg, Jeffrey Katzenberg y David Geffen. “El Príncipe de Egipto” obtuvo un considerable éxito de público, además de un Oscar a la Mejor Canción Original por el tema “When you Believe”, cantado por Mariah Carey y Whitney Houston.

Comentarios

Anterior Sancionan a fabricante de ventiladores comprados por el IMSS
Siguiente Doctores cantan 'Resistiré' en hospital de España y lo confunden con el Sanatorio Español