in , , ,

¿De qué murió Mauricio Garcés, el seductor del cine mexicano?

Tal vez has escuchado esta frase: “¡debe ser horrible tenerme y después perderme!”. Esta y otras frases más fueron inmortalizadas por Mauricio Férez Yázbek, mejor conocido como Mauricio Garcés, uno de los actores más icónicos de la época de oro del cine mexicano. Algo que lo caracterizabaa era su representación satírica de galán seductor, maduro y sofisticado de alta sociedad.

Mauricio Garcés llegó a seducir y conquistar a hermosas mujeres no solo en los sets de filmación con sus personajes, sino también en la vida real. Aunque tenía de cualidad y virtudes su galanura, buen corazón y talento artístico, uno de sus defectos fue su vicio por el tabaco lo que ocasionó enfisema pulmonar, deteriorándose su salud. El actor falleció el 27 de febrero de 1989 a los 62 años de edad.

El galán y seductor de la época de oro del cine mexicano, Mauricio Garcés, fue sepultado en en el Panteón Francés de la Piedad en la Ciudad de México, donde también descansan los restos de otros grandes famosos como Paco Malgesto, Roberto Gómez Bolaños, José José y varios más. Cabe mencionar que unos años antes de fallecer, su adicción al tabaco le había ocasionado otros problemas de salud y en ese momento, lo tuvieron al borde de la muerte.

La tumba de Mauricio Garcés no tiene lujos ni excentricidades; una sencilla lápida indica que en ese sepulcro descansa el actor originario de Tampico, Tamaulipas, quien llegó a cortejar a algunas de las más bellas actrices de aquella época, entre ellas Silvia Pinal. Cabe mencionar que en la tumba donde fue sepultado el galán del cine mexicano, anteriormente habían sido sepultados dos familiares.

Mauricio Garcés, el galán otoñal

Mauricio Férez Yázbek estudió la carrera Ciencias Químicas, pero tuvo que abandonar la universidad para ayudar a ganar dinero a su familia; tuvo varios empleos hasta que su tío el fotógrafo Tufic Yázbek, lo ayudó cuando tenía 20 años de edad a meterse en el mundo de la farándula mexicana.

Su carrera como actor contó con el apoyo de otro tío, el productor José Yázbek, quien lo incluyó en el reparto de “La muerte enamorada” (1950), comedia protagonizada por Miroslava Stern y Fernando Fernández. A partir de esa película, Mauricio adoptó el apellido artístico Garcés, por considerar que la letra G podría traerle buena suerte y convertirlo en una estrella del calibre de sus ídolos Clark Gable, Gary Cooper y Cary Grant. Inicialmente su carrera estaba enfocada al género dramático y de suspenso, interpretando versiones serias de galanes en películas como “La estrella vacía”.

La versión cómica del personaje de galán otoñal, elegante y mundano que hizo famoso a Mauricio Garcés, fue desarrollándose a lo largo de estas etapas de su carrera al ir interpretando en varias ocasiones papeles similares en películas cuya temática, se iba haciendo cada vez más ligera y cómica. Este personaje finalmente queda plenamente desarrollado en “Don Juan 67”, película en que la productora Angélica Ortúz (madre de la actriz Angélica María), contrató a Mauricio para interpretar el papel estelar en 1966.

La película “Don Juan 67” fue la primera de una serie de comedias fílmicas en las que Mauricio Garcés interpretó a su alter-ego “Mauricio Galán”, al lado de las actrices de la época como Maura Monti, Silvia Pinal, Zulma Faiad, Elsa Aguirre, Rossy Mendoza, Nora Larraga, Patricia Aspíllaga, Amedeé Chabott, Irlanda Mora, Bárbara Angely, Marcela López Rey, Isela Vega, Norma Lazareno entre otras.

Mauricio Garcés además de las fabulosas películas que protagonizó, también es recordado por otras de sus frases como: “las traigo muertas”, “¡arroz!”, “te voy a hacer pedazos” y “yo no soy vanidoso y bien sabe Dios que me sobran motivos para serlo”.

Comentarios

Escrito por Redacción

Diez cosas divertidas que nos arrebatará el Covid

Oribe Peralta soltó ‘la sopa’ tras el escándalo del Clásico Nacional