Dejan en libertad a joven que asesinó a su mamá en Monclova


El mesero que en noviembre de 2011 asesinó a su madre de una cuchillada en el cuello cuando convulsionaba enferma, y que la enterró en el cuarto del fondo de su casa durante seis meses hasta que fue descubierto, fue puesto en libertad hoy, cuatro años antes de cumplir su sentencia.

Este matricidio, que llenó de sorpresa y horror a la sociedad monclovense, gira una nueva hoja en su historia al quedar libre el asesino antes de cumplir la sentencia dictada por el tribunal.

Con la voz entrecortada, Santa “N”, hermana de la víctima, expresó su impotencia porque las autoridades dejaron en libertad al asesino antes de cumplir su sentencia.

Santa, con los años encima y enfermedades, no pudo trasladarse a la audiencia para pedir a las autoridades que no liberen al matricida Ricardo Jiménez Moreno.

Cada año la familia llevaba una cruzada para impedir que las autoridades penitenciarias liberaran al matricida antes de cumplir su sentencia. Este año perdieron su lucha.

El asesino confeso, sin remordimientos describió durante el juicio la forma en que en noviembre de 2011 mató a su madre Olivia “N”, dijo al Ministerio Público cómo la sepultó dentro de su casa para después meter sus restos en bolsas de plástico en una hielera que dio a guardar a su novia, para finalmente volver a enterrarla en el sitio original.

Olivia, que tenía 54 años de edad y padecía de ataques epilépticos, vivía junto con su bástago y verdugo en un domicilio de la calle 16 de la colonia Emiliano Zapata en Monclova. Murió desangrada por el corte en el cuello que le realizó su hijo, y permaneció casi medio año sepultada en el cuarto del fondo de su propia vivienda.

Gracias a una orden de cateo las autoridades ingresaron a la casa y detectaron la improvisada tumba dentro de la habitación. Arrestaron a Ricardo, quien confesó de manera detallada cómo y porqué la mató, cómo ocultó el cadáver aún delante de los elementos de policía que visitaron la vivienda, y como la desenterró cuando intuyó que catearían su domicilio. No esperaba un segundo cateo días después, que fue el que lo descubrió.

Su perfil psicológico reveló que el homicida es un sociópata, patología en la cual el individuo no tiene sentimientos como afecto, cariño o arrepentimiento, es antisocial, pero presenta un perfil generalmente inteligente y con gran capacidad para entrar en empatía con las personas de su entorno, haciéndoles creer que los aprecia, y logra un comportamiento “ejemplar” ante la sociedad, para no ser detectado como peligroso.

La juez Olga Deyanira Fuentes lo sentenció a 17 años de prisión pero el abogado defensor apeló, argumentando insania mental del inculpado, obteniendo una reducción de un lustro, quedando la condena a sólo 12 años de cárcel.

En 2018 solicitó su preliberación “por buen comportamiento”, pero el rechazo de la familia y el expediente con el perfil sociopático lo impidió.

Este lunes 29 de abril a las 15:00 horas fue puesto en libertad, luego de celebrarse una audiencia, donde la familia que aparece como víctima secundaria, no pudo asistir a presentar su moción de rechazo.

HACE 8 AÑOSDurante el interrogatorio a que fue sometido por el agente del Ministerio Público, el matricida detalló la forma en que asesinó a su madre mientras ella se convulsionaba, al sufrir en ese momento un ataque epiléptico, puesto que sufría esos padecimientos.

El arma homicida fue encontrada en la casa, oculta en otra recámara, y los exámenes practicados por los peritos confirmaron que las manchas que presentaba eran de sangre.

Familiares del asesino y la víctima, como la hermana del primero e hija de la segunda, rindieron su declaración también a puerta cerrada en la Agencia del Ministerio Público Mesa Uno.

El caso fue llevado al Juez y se le sentenció a 17 años de prisión; una impugnación provocó que le redujeran la condena a 12 años y este lunes lo dejaron salir, con apenas ocho años cumplidos de cárcel.

Comentarios

Anterior Buscan huachicolero de medicinas del IMSS en Torreón
Siguiente Motociclista muere tras impactarse contra camión estacionado