La imagen de México cada vez peor


Por Luis Guillermo Hernández Aranda

 

Resulta difícil creer el discurso de la Secretaría de Relaciones Exteriores donde afirma que la imagen de México en el mundo no se ha visto afectada por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Hoy más que nunca aplica el refrán: del dicho al hecho hay un gran trecho.

Resulta difícil creer en el discurso oficial cuando la prestigiada revista New Yorker publica una editorial donde afirma: “El caso de la desaparición de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, en Guerrero, ha indignado tanto a México que sus habitantes ‘anestesiados’ desde años por la violencia masiva parecen haber despertado y, sea cual sea el resultado final de su búsqueda, el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto tendrá que prepararse para un probable tumulto social generalizado y la condena que provocará la confirmación de la muerte de los estudiantes”. Sin duda la editorial de uno de los medios más prestigiados del mundo resulta contundente.

También resulta difícil creer que México, y particularmente el gobierno de Enrique Peña Nieto mantiene su imagen de estadista, cuando el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, expresó la preocupación del presidente Barack Obama ante la desaparición de los normalistas y las constantes violaciones a los derechos humanos en nuestro país.

“Los reportes de la situación son preocupantes”, respondió Earnest durante una conferencia de prensa celebrada la semana pasada cuando le preguntaron su opinión sobre la situación que actualmente se vive en México.

La postura no es nueva, lo que agrava el problema, ya que pasa el tiempo y no hay resultado en las investigaciones sobre el paradero de los normalistas desaparecidos. Hace tres semanas el gobierno de Estados Unidos dijo:

“Se trata de un crimen que demanda una investigación clara y transparente, en el que los responsables tienen que ser presentados ante la Justicia”.

El mensaje de la Casa Blanca se suma al llamado del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que ha calificado el caso como una desaparición forzada, y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que solicitó medidas cautelares. Al mismo tiempo la investigación de autoridades mexicanas ha sido cuestionada por Amnistía Internacional y por Human Right Watch, así es difícil creer que la imagen de México no se ha visto afectada en el mundo.

Un mes después de la desaparición de los normalistas de muy poco ha servido la detención de 22 policías municipales, tampoco que hayan puesto tras las rejas a integrantes del crimen organizado. El reclamo de encontrar a los normalistas cada día que pasa se escucha más alto.

Durante un mes el tema no ha salido de la agenda mediática, lo que resulta una eternidad para la imagen de cualquier político. Tanto tiempo hablando de lo mismo desgata al Gobierno Federal ¿pero como darle la vuelta a la página si no hay resultados concretos?

Difícil de creer que la imagen de México no se ha visto afectada cuando estudiantes de España, China, Bolivia, Etiopía, Bangladesh, Bosnia, Irlanda, Turquía, Países Bajos, entre otras naciones utilizan las redes sociales, particularmente el You Tube, para difundir un video donde exigen a las autoridades mexicanas que encuentren a los normalistas desaparecidos.

Como cereza del pastel está el llamado a orar hecho por el papa Francisco quien desde la Plaza de San Pedro en el Vaticano dijo:

“Envío un saludo especial al pueblo mexicano, que sufre la desaparición de sus estudiantes y por tantos problemas parecidos. Que nuestro corazón de hermanos esté cerca de ellos, orando en este momento”. La frase de “tantos problemas parecidos” resulta demoledora sobre todo cuando pocas horas después de haber emitido ese mensaje en el Ajusco secuestran por varias horas a unos ciclistas que entrenaban como todos los días.

Sobran los motivos para pensar que el país está caminando hacia atrás y que el discurso de las reformas no alcanza para ocultar un México bárbaro que está más presente que nunca.

 

Twitter: @lharanda

Comentarios

Anterior Remueven monumento ruso a Steve Jobs después de que el CEO de Apple se declarará gay.
Siguiente Chicharito, Tengo talento para estar en una institución así de grande