El Madrid de Benítez en su primera caída


Por Víctor Jesús Rodríguez del Río

El Real Madrid cayó 3-2 ante el Sevilla en su visita al Ramón Sánchez Pizjuán. El marcador se abrió vía tiro de esquina gracias a un espectacular remate de chilena del defensa central Sergio Ramos al minuto veintidós; hasta ahí, el equipo madrileño había superado ampliamente al rival.

De pronto el equipo se ocupó solo de defender, se le olvidó atacar aún faltando más de sesenta minutos para el silbatazo final.

El trámite del partido fue pesado y muy difícil para la visita, quien recibió tres goles de una manera muy sencilla.

El Sevilla se encontraba inspirado y hubo constantes errores y desatenciones por parte de la línea defensiva del Madrid, cabe a recordar que los jugadores que normalmente son titulares están lesionados, es el caso de Marcelo y de Sergio Ramos que tuvo que salir de cambio al minuto 32 porque en la acción del gol quedó resentido del hombro al caer al césped; Pepe no llevaba un ritmo adecuado por lo que se vio lento en algunas jugadas y Nacho quien jugó de lateral se vio muy mal ante los atacantes del Sevilla.

Los cambios que realizó Rafael Benítez no se notaron mucho, el equipo no tuvo idea para hacerle daño al rival, quien se cerró muy bien y después del gol no dejó que hubiera ni una oportunidad clara en su portería.

Fue hasta la compensación cuando James Rodríguez en su regreso a La Liga se hizo ver, en una jugada individual se llevó al que lo marcaba y disparó de fuera del área para vencer al portero, pero apenas anotó y el silbante indicó que el partido había terminado.

Esta fue apenas la primera derrota en la temporada de la era de Benítez al mando del Real Madrid. El equipo había estado invicto tras catorce partidos, en los cuales solo les habían marcado en cuatro ocasiones y habían anotado treinta y un veces.

En este partido casi igualan lo que permitió la portería merengue en lo que va de la temporada; a pesar de las ausencias, esto debe de ser una llamada de atención, a tiempo.

Las estadísticas indican una cosa y la manera en que juega el equipo dice algo completamente diferente: El Madrid está acostumbrado a ganar y golear la mayor parte de los juegos, y además hacerlo de una manera espectacular, algo que no hemos visto en esta temporada.

El club ha tenido muy pocos juegos buenos, en la mayoría pide la hora sobre el final y sufre mucho a la hora de atacar, no hay creatividad ni la explosividad que había mostrado en las últimas temporadas. Las críticas y los aficionados han recriminado esto al director técnico español quien tendrá que trabajar fuertemente para que su equipo gane y guste.

El Sevilla no había venido jugando muy bien, sin embargo ganaron el partido. Bale no tuvo un buen regreso a las canchas, Cristiano sigue sin aparecer y parece ser que no se halla esta temporada, ha batallado enormidades.

Danilo no ha sido el recambio que se esperaba por Carvajal, pues parece ser lo mismo, aporta lo suficiente arriba pero descuida bastante el aspecto defensivo y Nacho, por más que se esfuerce e intenté jugar bien, no tiene nivel para el Real. Las dificultades que habían tenido en lo que va de la temporada se vieron reflejadas ahora en el marcador.

El técnico y los jugadores tienen un pequeño receso, debido a la fecha FIFA, para trabajar el siguiente partido que es de suma importancia, pues se pelean el liderato ante el Barcelona en el Santiago Bernabéu.

Habrá que ver que mejorías hay y para qué está el gran plantel en la lucha por los títulos de la temporada.

Comentarios

Anterior Llevan brigadas de salud al Cañón de Fernández
Siguiente Felicidades y enhorabuena: Herrera Caldera