in , , , ,

El PRI más fuerte de México

Por Luis Guillermo Hernández Aranda

El buen trabajo y el dar resultados siempre será premiado por los ciudadanos. Del mismo modo que las malas acciones de gobierno serán castigadas. Hoy más que nunca el voto es la herramienta que tenemos los ciudadanos para despedir a los malos gobiernos, para manifestar nuestro enojo hacia las malas administraciones.

El pasado domingo de elecciones nuevamente vimos este fenómeno, que muchos políticos se niegan a reconocer porque simplemente no escuchan a los ciudadanos. Al igual que en octubre cuando se renovó el Congreso de Coahuila, el PRI fue el gran triunfador. Triunfo que no sería posible si el gobierno de Miguel Riquelme no estuviera dando buenos resultados a los ciudadanos. No hay que perder de vista que Miguel Riquelme es uno de los gobernadores mejor calificados de México.

El gobernador de Coahuila a lo largo de estos años ha logrado convencer incluso a aquellos que no votaron por él. Inversiones, seguridad, son su principal carta de presentación, pero sobre todo el buen manejo de la pandemia terminó de convencer a aquellos que dudaban de su capacidad.

Con este trabajo como carta de presentación el PRI recuperó Torreón, Piedras Negras, Cuatrociénegas, Parras, Sabinas, de esta forma va a gobernar el 65 por ciento de la población del estado.

Tras estos resultados el PRI de Coahuila se erige como el más fuerte de México, el único que ha logrado recuperar la confianza de la clase media que ya no vio en el PAN una opción para detener el avance de Morena.

Mientras el PRI de Coahuila gana todo, a nivel nacional fue incapaz de obtener alguna de las 15 gubernaturas en juego. Incluso el PRI de Coahuila podría tener hasta ocho diputados, cinco de mayoría relativa y tres por la vía plurinominal.

Las elecciones del 6 de junio fueron muy parecidas a las de octubre donde el PRI se consolidó como la primera fuerza política, mientras que Morena confirmó que ocupa el segundo lugar y el PAN simplemente se ha desplomado.

Mucho trabajo tendrá que hace Acción Nacional para recuperar la confianza de los ciudadanos, Torreón es el ejemplo más claro de como los ciudadanos castigan el mal gobierno, sino como explicar que la persona de Jorge Zermeño haya perdido más de cien mil votos en tan sólo tres años.

Mientras los políticos no entiendan que los ciudadanos premian o castigan seguiremos teniendo malos gobiernos, y ese es el principal reto de los alcaldes y diputados electos del PRI: dar resultados para mantener la preferencia de los ciudadanos.

@lharanda

Comentarios

Escrito por Redacción

Sofía al rescate

Bartlett, responsable moral de tragedia en mina de Múzquiz: Riquelme